domingo, 7 de marzo de 2010

MULLER




Dicen que madre no hay más que una, y yo digo que eso es cierto.
Mi madre vino al mundo en el año 1920, un día caluroso en el que se celebraba la festividad de la patrona de nuestro pueblo, Asunción de María. Se casó muy joven, tenía 22 años, y pronto vino al mundo mi hermano Antonio. Tuvieron que pasar 5 años para que llegara yo.

Desde muy jovencita tuvo que trabajar muy duro en las fincas, para sacar a los hijos adelante. Mi padre embarcado, y era ella la que estaba al frente de la casa. A pesar de que estaba emigrado, mi padre nunca se olvidó de nosotros, y cada cierto tiempo mandaba dinero, ropa... para que la vida en la aldea fuera un poco más llevadera.

Cierto día, mi hermano se puso enfermo. Por la dolencia que tenía el médico recetó que había que ponerle al niño una inyección de penicilina cada 3 horas. En aquellos tiempos era mi tía María la que se dedicaba a hacer ese cometido, pero "a miña naiciña" pensando en la salud y en la edad de su familiar tomó la decisión de ser ella quien le pusiera las inyecciones, sabiendo que iba a pinchar su propio corazón. No dudó en hacerlo, sabía que podía sanar a su hijo. En el lugar fue sonada la noticia, y desde ese día, venían a llamar a cada rato, preguntaban si la señora Isolina da Regiña le podría ayudar.

Muchas eran las ocasiones en las que mi madre tenía que acudir a los llamamientos de los vecinos, y nosotros nos quedábamos al cargo de la abuela de la Regiña. Cruzando las fincas en plena noche acompañada de su farol y sus cajas de las jeringas, Isolina da Regiña cumplía con cada uno de los encargos, recibiendo las gracias.

Un día, como uno de los tantos que acudía a prestar sus servicios, a la casa de su cuñada, Eulalia Vilar, su hija María se le presentó el parto. Le rogaron que no las dejaran solas y le ayudara a traer al mundo a la criatura. Y así lo hizo. Comenzó de esta manera un nuevo oficio en la vida de mi madre, que ahora además de cuidar a los hijos, atender los animales, trabajar en las fincas, poner inyecciones, era comadrona.

En uno de los últimos partos la agasajaron con una pescadilla. ¡Qué ilusión le hizo! Fue el único regalo que tuvo en su vida de comadrona.

Don José, el médico rural, le dijo en una ocasión a mi madre que se había portado mal con ella por no haberle dado el título de comadrona, ya que en aquellos tiempos no hacía falta tener título, tan solo tenías que demostrar que sabías hacerlo.

No me llegan las palabras para expresar la valentía con la que mi madre afrontó las adversidades que la vida le puso en su camino, situaciones complicadas de resolver, que llegaron a buen fin.

La mejor escuela es la propia vida.








8 de Marzo, Día de la mujer trabajadora.
Aunque soy mujer y trabajadora no voy a caer en la tentación de auto-homenajearme ni compararme con otras mujeres que me precedieron y que, en condiciones más difíciles que las mías (y nuestras), trabajaron sin descanso a cambio de nada o de las gracias.
Para ellas, nuestras madres o abuelas, va este pequeño homenaje.




27 comentarios:

Gata Chopada dijo...

Sencillamente delicioso.
Todo homenaje para ellas es poco; no tendríamos ni seríamos ni menos de la mitad de lo que tenemos y somos.
Precioso homenaje, delicado como todo lo que haces.
(La retahíla de nombres del final, son los niños que ayudó a nacer, ¿no?)
Abrazos orientales.

Pulgarcito soñador dijo...

Yo sólo puedo decir feliz día a las mujeres trabajadoras, feliz día!

Blue dijo...

Sí, Gata, son los nombres de los niños que ayudó a nacer.
Tú también haces homenajes delicados...¡que los he visto yo! :)
Besos y felicidades.

Pulgarcito, y a los hombres también , si hace falta. Gracias.

india dijo...

Eso me digo a mí misma,cuando por alguna tonta razón tengo el día estúpido y me da por quejarme...¿y nuestras madres y abuelas y bisabuelas y...?ellas tiraban pa'lante con todo...yo jamás he escuchado a mi madre quejarse,al contrario...
Un precioso homenaje el tuyo,Blue,deliciosa Blue...al que añadir sería estropear,así pues baste mi aplauso!
Achuchones!!!

El rey lagarto dijo...

Bos días Lady Blue.

Hoy te voy a sorprender un poco...

Estoy deacuerdo con tu homenaje pero nunca comprendí este día... ¿Día de la mujer trabajadora? Yo creo que el día del trabajador y el día de la madre ya son suficientes fechas para recordar su ardua tarea, sobretodo el de aquellas madres de antaño, aquellas que vivieron tiempos mas difíciles.

Donde esta el día del hombre?, que yo sepa no existe... Creo que hay que brindar por todos esos trabajadores y trabajadoras, sean hombres mujeres o transexuales... Por el ser humano en general, por las buenas personas, por el amor y el cariño pero no en fechas concretas para al día siguiente olvidarse, hay que brindar todos y cada uno de los días del año... Como el amor verdadero.

Me he liao un poquet.

Biquiños

elintimistasecreto dijo...

No soy muy dado a celebrar fechas, pero lo importante es el gesto. O que cualquier excusa sirva, en todo caso, para dar ese merecido homenaje, ese recuerdo cálido, humano como pocos, a las mujeres que trabajan tanto y sin recompensa por los tienen alrededor.

mariajesusparadela dijo...

buen homenaje

JL Cancio dijo...

Hermoso homenaje Blue.
¡Un beso!

Blue dijo...

India,si hacemos comparaciones siempre salimos perdiendo. Pero nosotras habríamos hecho lo mismo en esa situación ¿no?

Rey lagarto, el día del trabajador (antes día de la clase obrera) nunca incluía a las amas de casa.Y el día de la madre tampoco incluye a las que no tienen hijos. De todas formas, tampoco es que me encanten este tipo de celebraciones. Lo que ocurre es que ayer me harté de leer en los periódicos reportajes dedicados a mujeres célebres y, aunque ellas trabajen mucho,y seguro que lo hacen, no creo que necesiten un recordatorio especial porque ya tienen reconocimiento a diario.


Intimista, tú lo has dicho, no es nada más que un gesto.

Mariajesus y JL, Gracias.

BESOS, AMIGOS.

evasiete dijo...

Siempre he visto a mi alrededor a mujeres fuertes que trabajan duro para salir adelante, que nunca se cansan y que siempre tienen un gesto de amor para regalar.
Gracias por homenajearlas.
Un beso

El rey lagarto dijo...

Boas noites Lady Blue.

No te pongas tan seria... Achuchones jejeje

Bicos.

eva al desnudo dijo...

Es un gesto hermoso, la lista sería interminable, yo también prefiero quedarme con las mujeres de mi vida, mi madre y mis abuelas. No hay mejor escuela que la de dentro de casa de uno mismo.

Besos, Blue y feliz día, porque no.

meloenvuelvepararegalo dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada.
Lo malo que después de trabajar, conciliar, compaginar, celebrar el día y jugar con la nieve... estoy un poco cansada para poder escribir algo más.
Bona nit,

WOOD dijo...

Bonito homenaje, sin lugar a dudas. Tan solo discrepo levemente en la primera frase de que "dicen que madre no hay más que una". Yo creo más en la frase "No es madre quien pare, sino quien cría". Saludos.

J dijo...

Besos.

Blue dijo...

Eva, es verdad, nunca se cansan…

Rey lagarto, es que te imaginé con la pancarta …¡y me puse firme! ;)

Eva, de lo cercano a lo lejano ¿no?. Me alegro de que ya estés conectada :)

Gracias,Regalo. Si me pudieras empaquetar un poquito de nieve…

Wood, es verdad, a veces hay dos, pero siempre será una más verdad que la otra ¿no?

Besos A TODOS

WOOD dijo...

Si, por eso creo más en la frase que yo te puse, que a mi juicio genera menos errores interpretativos, pero que vaya, es de lujo, una que otra, lo importante es darle un sentido positivo a las buenas madres. He añadido tu espacio a mi blogroll de lectura variada. Besos.

marcela dijo...

Blue, una delicia. Yo pensé hacer una página reivindicativa y luego decidí que no hay que celebrar nada. la mujer trabaja en tantos frentes que ese día debería ser de descanso pagado.
Mi abuela gallega era como esas de Vietez. Yo la conocí con un pañuelo y haciendo siempre pote gallego, me fascinaba esa mujer de pueblo. Tenía una historia de abandonos y de sacar adelante a dos hijos sin padre, que se había ido a las Américas y nunca volvió.
Por eso reclamo siempre que puedo un gobierno de viudas.
Ser mujer es difícil, y antes mucho más. No olvidemos que ahora hay muchas que siguen pasándolo muy mal.
Las quiero a todas.
Blue, te ha quedado un comentario artístico de "arte povera"
Me ha gustado hasta la emoción.
Te retrata y te delata.

Blue dijo...

Tienes razón, la celebración debería ser un descanso.
Mi abuela también era como esa. Viuda con cuatro niños pequeños, pasó parte de su vida esperando noticias de un hijo emigrado, que dio su primera señal dos meses después de fallecer ella. Historias como estas eran tan comunes que ya lo tenían asumido como algo que tenía que pasar.
¿Conoces el corto "Mamasunción"?

Gracias, Marcela. Mis comentarios son tan breves que dudo que tengan algo de artístico. Escribo lo mínimo porque no sé escribir.

Bicos.

trilceunlugar dijo...

Qué bonito y que tierno
Te dejo una pescadilla tan importante como en el relato.
Feliz día!
Mua

marcela dijo...

Sí Blue, sabes escribir porque sabes leer.
El corto lo conozco, y conozco muy bien las fotografías de Vieitez y Manuel Ferrol, del que tengo todas las dedicadas a la emigración. Fue un golpe de nostalgia por parte de padre.
Besos.

Blue dijo...

Gracias, Trilce. Todo lo que sabe a salitre me gusta.
Besos.

Marcela, solo a mí se me ocurre preguntar si conoces...ja, ja. Las fotos de Manuel Ferrol son tremendas, encogen el corazón.
Besos.

marcela dijo...

Blue, no te pases que yo sé muchas cosas pero soy muy limitada.
Besos.

Isabel Martínez dijo...

Un maravilloso homenaje a una mujer trabajadora.
Bien cierto es que en aquellos tiempos trabajaban sin parar y sin reconocimiento de ningún tipo.

Me encanta la voz de fondo, leyendo en esa dulce lengua gallega.
Y al final la que supongo que es la voz de la homenajeada, nombrando las criaturas que ella trajo al mundo.
Precioso.

Blue dijo...

Gracias, Isabel.
Sí, supongo que es su voz, aunque en el vídeo solo se ven fotos (esa barrita es un vídeo de youtube).
Besos.

pilar mandl dijo...

¡Qué bonito! se me ha erizado el vello...

Te sale por cada la sensibilidad y el arte.

Un besazo

(Siento la tardanza en escribir)

Blue dijo...

Gracias, Pilar.

No te preocupes, aquí no puede haber obligación ni prisas, perdería la gracia.

Besos.