lunes, 31 de diciembre de 2012

Más




No quiero esperar más, quiero hacer más, sudar más, cantar más y más. 

[...]

Quiero más suelo, poco vacío y más bolitas de jabón. Quiero aceptar menos, indagar más, atreverme más. Experimentar más. quiero menos "peros". Quiero no sentir tanta nostalgia. Quiero más y todo y más.

"Y el resto que venga si quiere, o si tiene que venir, o que no venga"




 Fernando Pessoa.




Que 2013 venga y os traiga más...de lo que queráis.



Pill-Oh - Waking up into a dream

jueves, 13 de diciembre de 2012

oPus






Opus, pus, pústula postulada,
pócima parásita pestilenta,
pecunia purulenta, plutocracia,
pacto secreto, pocilga programada.

Opus, pus.

Peleopolítica, peaje putrefacto,
protervo plan, pulpo, plusvalía,
punción punible, pábulo, parodia,
pedorro palote, pipí planificado.

Opus, pus.

Pálido pupilo, patria palafita,
pene pazguato, papirote pedáneo,
pirata, patulea, pantomima,
pazpalurda, pamema, paparrucha.

Opus, pus.

Patada parroquial, pezuña pontificia,
pícaro puto, pérfido, piara, purga,
pro domo sua, también.

Opus, pus.
Amén.


CELSO EMILIO FERREIRO





Ayer, 12 del 12 del 12, estaba previsto que desapareciéramos todos. Como no fue así, lo voy a celebrar con este poema, aprovechando que este año se cumple el centenario del nacimiento de su autor.


Nota: me aclara Frankie que no, que todavía estamos vivos porque lo de ayer fue el ensayo general, una réplica de lo que va a ocurrir el día 21.

Arrejuntémonos, hermanos.

;-)

viernes, 7 de diciembre de 2012

"Fodido não tem vez"

.


Olha aqui
Meu lema é esse aí.
Viu o nomezinho lá em cima?
Nesse negocio vermelho:

"Fodido não tem vez".


Oscar Niemeyer.

.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Gusto



"Huir de la realidad no sirve de nada, pero da gusto"

Anónimo genovés.

Zebulon. RUFUS WAINRIGHT





Where you been, Zebulon?
What you doin' in this song?
Skating on the ice of song, about to go under

My mother's in hospital, my sister's at the opera
I'm in love, but let's not talk about it
There's so much to tell you

I believe in freedom
Freedom's apparently all I need
But who's ever been free in this world?
Who has never had to bleed in this world?

All I need are your eyes
Your nose was always too big for your face
Still, it made you look kinda sexy
More like someone who belongs in the human race

Where you been, Zebulon?
Let's meet up, why not tonight?
In the lane behind the schoolyard
And we'll have some tea and ice cream




lunes, 19 de noviembre de 2012

Poemas aparte


La mayoría de la gente prefiere creer que sus líderes son justos e imparciales incluso ante la evidencia de lo contrario, porque una vez que el ciudadano ha reconocido que el gobierno bajo el que vive es mentiroso y corrupto, tiene que decidir qué va a hacer al respecto. Emprender la acción ante un gobierno corrupto supone un riesgo para la propia vida y la de las personas queridas. La mayoría de la gente no tiene la valentía necesaria para afrontar esa elección. De ahí que la mayor parte de la propaganda no esté diseñada para engañar al pensador crítico sino sólo para dar una excusa a los cobardes morales para no pensar en absoluto.”

 Michael Rivero.



Cada vez que un pensamiento se asoma, lo dejo pasar, no lo invito a quedarse, no lo acojo. Y a ratos, veo como los pensamientos me dejan tranquilo, en silencio, como si dijeran:

 “Este sujeto no esta pensando. Dejémoslo en paz. “.

Cuando me siento asaltado por un verdadero ejercito de preocupaciones, repito las siguientes palabras:
 Yo,
 Ya,
 Eso, 
Así, 
Aquí.

Es como decir: 

“Yo soy Yo, Ya es ya, Eso es eso, Así es así, Aquí es aquí.






viernes, 2 de noviembre de 2012

Algo azul


Cuevas del mar. Ribadeluis



-¿Me das un beso?
-No.
-Pues el que vea primero algo azul le da un beso al otro.
-¡Qué cara!
-¿Por qué?
-Porque así tenemos que darnos un beso seguro.
-Claro.
-No.
¿Por qué no?
-Porque primero tenemos que ser novios.
-Pues somos novios.
-No, antes hay que hablar.
-Pues mis padres casi no se hablan y antes se daban besos.
-Claro, antes, cuando se hablaban.
-Ya estamos hablando, ¿nos damos un beso?
-Mi tía dice que le eche la lengua a quien me pida un beso.
-Mi abuela dice que tu tía es una solterona.
-No. No quiso casarse.
-Es lo mismo.
-No. No lo es.
Unos pasos de silencio y giran hacia las rocas.
-Vi algo azul.
-Y yo.


                                                                                                   César Casal (blog)










lunes, 22 de octubre de 2012

Aguas limpias




Ya mucha tierra muchas fincas muchos rezos
muchas calles países promesas ideas charlas
mucho musgo mucho humo muchas certezas
taparon los márgenes de mi río interior

y junto al fondo arenoso en movimiento
mis peces reclaman aguas limpias.


Río interior. Paulo Condessa







The Rain Pauly. BEAT BOAM

sábado, 13 de octubre de 2012

Quiero y no puedo / tengo y no tengo











Dice google que sólo nos ponemos de acuerdo en lo que tenemos, y ese "tenemos" son ganas de tener lo que no tenemos.
¿Qué tenemos entonces?
;-)

jueves, 27 de septiembre de 2012

El Placer...de leer.


Literatura histérica. Sesión 2: Alicia.
(Subtítulos en portugués)



"Es muy interesante escuchar lo que estaba pasando por sus mentes conforme perdían el seguimiento de lo que leían y su cuerpo se dejaba vencer. Ellas aseguran que se volvió un trance casi religioso, y fue común que no recordaran la última mitad de lo que leyeron."


                                                                                    Clayton Cubitt





La explicación al experimento fílmico, aquí.




jueves, 13 de septiembre de 2012

Tengo una teoría...

"Tengo una teoría de por qué la gente hace cosas tan horribles, 
es por lo mismo por lo que los niños se empujan en el colegio,
si tú eres el que empuja nadie te ve a empujar a ti, 
si tú eres el monstruo, nada estará esperando entre las sombras para atacarte. 
Es muy sencillo, la gente hace cosas horribles
                                         porque tiene miedo."

De la película "Taken"


       



Strangest tribe. PEARL JAM

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Anatomía





Lo fascinante en verdad es el cuerpo. Esto que somos, aquello que nos da armazón, es lo que nos da esos  mecanismos tan extraños que identificamos con emociones. Aquellas por las que somos capaces de crueldades tremendas y de gestos asombrosos. Además el cuerpo es el que nos da lugar y cita en el mundo".


Francisca Aguirre





jueves, 16 de agosto de 2012

Para ti




La página siguiente está en blanco
pero recuerdo que te agarré la mano y te dije:
todos los cigarros del mundo son para ti.

Al Berto.





Soldier's poem. MUSE




sábado, 4 de agosto de 2012

Cantas




Cantas. Y queda la vida suspendida.
Es como si un río cantase:
alrededor todo es tuyo,
pero cuando cesa tu canto
el silencio es todo mío.


Eugenio de Andrade.




TU GITANA. Luar na lubre.

martes, 10 de julio de 2012

Anzuelo





¿Por qué hasta las piedras se rompen.. ?
¿Por qué lo llevamos tan mal ..?
¿Por qué nos queremos de lejos
y nunca podemos quedar ..?
¿Por qué sueño a veces contigo ..?
¿Por qué te recuerdo follar ..?
Tú y yo no seremos amigos ..
siempre habrá algo detrás.
¿Qué metiste ..?,
házmelo quitar.
Dijiste .. tan solo un valiente
se atrevería a probar,
anzuelo para incompetentes ..
¿cómo no iba a picar ..?
¿Qué metiste ..?,
házmelo quitar.
¿Qué metiste ..?,
házmelo quitar.
Julio de la Rosa.

miércoles, 27 de junio de 2012

Calor




Hace un calor terrible que ciega la razón y aviva los instintos, esa temperatura meridional que confunde las ideas y excita los sentidos. Pertenecemos políticamente a Europa pero somos el Sur, es decir, cabreada tierra de emociones fuertes en la que la gente tiene la tentación de guisar el agua y desangrar la leche. De Europa no nos separan sólo los cartesianos muebles sin clavos, ni los datos económicos, sino, sobre todo, las isotermas, esas líneas que delimitan el Norte sensato y albigense, tan profiláctico, y el Sur inflamado y caótico en el que todavía medra en los trigales el viejo barbecho de blusas y enaguas que le añade un glandular tufo de lujuria al aroma huesudo de la brisa candente y expósita que vaga apátrida por el erial y anuda las banderas, forma ganglios de sebo en la corriente reacia de los ríos y pone cachondos a los perros. 
A mí me cuesta trabajar con este calor odioso, y sin embargo, comprendo que los hombres y las mujeres alcancen la plenitud de su creativa furia sensual en días como estos, postrados en cama por el peso insuperable y lascivo de las pasiones más bajas, las que en medio del bochorno me traen el recuerdo de las yeguas de los soldados tarareando con el charol de sus patas la carretera hasta las orillas del Sar mientras se les descolgaba por la cucaña del rabo una ristra de sexo, un denso membrillo de orines, el hedor estimulante de sus vulvas hinchadas como gomosos buñuelos de betún.

 ¿Entenderán eso los europeos septentrionales, luteranos y fríos, tan razonables y austeros, tan capaces, se dice, de aguardar pacientemente a que hierva la leche con la cocina en penumbra, en un hornillo apagado?
 No, no nos entienden. 
Porque España no es una nación, sino una guerra en la que a veces, sin darnos cuenta, morimos todos en el mismo bando.



"Calor con yeguas". José Luis Alvite.









jueves, 7 de junio de 2012

Lo que no damos



"Cada día que vivo, más me convenzo de que el desperdicio de la vida está en el amor que no damos, 
        en las fuerzas que no usamos, 
                en la prudencia egoísta que nada arriesga, 
           y que, 
escapando  del sufrimiento,
                     perdemos también la felicidad".


Carlos Drummond de Andrade.




jueves, 24 de mayo de 2012

Me quiero, no me quiero, me quiero, no me quiero...




Aprendí a quererme
en un viejo café
mientras tragaba a sorbos
mi dignidad recién batida.
Había pedido al camarero
mezclar mis esperanzas rotas,
con el zumo de una naranja amarga
y el tallo de un apio desabrido.
Una cucharada de aterrizar
la realidad, era fundamental,
para que el batido tuviera un punto
de verdad.
Después me supo amargo,
pero dulce.


Cómo me quiero (fragmento). Ángela Becerra.




domingo, 13 de mayo de 2012

Suave

                                                                                                                              Bernini

Suave como el peligro atravesaste un día
con tu mano imposible la frágil medianoche
y tu mano valía mi vida y muchas vidas
y tus labios casi mudos decían lo que era el pensamiento.
Pasé una noche a ti pegado como un árbol de vida
porque eras suave como el peligro,
como el peligro de vivir de nuevo.

L. M. Panero













sábado, 5 de mayo de 2012

AJO


Solo quien ha comido ajo 
puede darnos 
una palabra de aliento.

Woody Allen






TREES AND BIRDS AND FIRE. I am oak.





miércoles, 18 de abril de 2012

La clave

Ríe cuando puedas...
...y llora cuando lo necesites.


El Chojin.






.

jueves, 12 de abril de 2012

Los nietos de los ricos

                                 Love is onion. Juan San Sebastián


“¿Quiénes son los pobres? Los nietos de los ricos”.

Aforismo castellano


Cuando analizas lo que ocurre en una empresa o una sociedad, debes buscar las causas que provocan su situación, porque sólo trabajando sobre las causas, puedes cambiar los efectos. Y no tengo ninguna duda de que una de las principales causas de la prosperidad que vivimos en los años pasados fue la actitud de la generación de nuestros padres, y una de las principales causas de la crisis, es haber perdido esa actitud.

Recuerdo que hace años, un empresario brillante que viajó a China para hacer negocios, me comentaba: “China va a ser imparable. Cuando llegas allí el ambiente te recuerda la España de los años 70. Todo el mundo quiere trabajar mucho, ahorrar, comprarse su casa, su coche, que sus hijos vayan a la universidad… Cuando una generación está así centrada, no hay quien la pare” Este pensamiento me hizo reflexionar entonces y me ha vuelto a la memoria al contemplar a las tres generaciones que convivimos.

Mis padres tienen en torno a 70 años, y siempre han sido un ejemplo de trabajo, honradez, austeridad, previsión y generosidad. Pertenecen a una generación que, como dice mi padre, les tocó el peor cambio: de jóvenes trabajaron para sus padres y de casados para sus hijos.

Son gente que veían el trabajo como una oportunidad de progresar, como algo que les abría a un futuro mejor, y se entregaron a ello en condiciones muy difíciles. Son una generación que compraba las cosas cuando podía y del nivel que se podía permitir, que no pedía prestado más que por estricta necesidad, que pagaban sus facturas con celo, y ahorraban un poco “por si pasaba algo”, que gastaban en ropa y lujos lo que la prudencia les dictaba y se bañaban en ríos cercanos, disfrutando de tortillas de patata y embutidos, en domingos veraniegos de familia y amigos.

Y tan sensatos, prudentes y trabajadores fueron, que constituyeron casi todas las empresas que hoy conocemos, y que dan trabajo a la mayoría de los españoles.

Sabían que el esfuerzo tenía recompensa y la honradez formaba parte del patrimonio de cada familia. Se podía ser pobre, pero nunca dejar de ser honrado.

La democracia significaba libertad y posibilidades y seguir viviendo en armonía y respeto.

Y cometieron los dos peores errores imputables a esa generación:

1) “Que mis hijos no trabajen tanto como trabajé yo”. Nos cargamos la cultura del esfuerzo y del mérito de un plumazo, convirtiendo el trabajo en algo a evitar.

2) “Como tenemos unos ahorrillos, hijo, tu gasta, que para eso están tus padres”. Con lo que mi generación empezó a pensar que el dinero nacía en las cuentas corrientes de sus padres, que daban la impresión de ser inagotables y que los bancos eran unas fuentes inagotables de hipotecas, rehipotecas y contrarehipotecas.

Y entonces, eclosionó nuestra generación (yo soy del 67). La generación de los nuevos ricos, la generación de “los pelotazos”, del gasto continuo, de la especulación, de la ingeniería financiera, de la exhibición del derroche, la de lo quiero todo y lo quiero ya, la de “papá dame”.

Y todos nos volvimos ricos (en apariencia), todos nos convertimos en gastro-horteras. ¿Conocéis a alguien que se atreva a comer un bocata de chorizo? Le corren a gorrazos por paleto. Ahora hay que comer hamburguesas deconstruidas al aroma de los almendros al atardecer. ¿Y qué decir del vino? Pasamos del Don Simón con Casera, al Vega Sicilia sin fase de descompresión. El vino ya no está “bueno”, ahora tiene matices a fruta del bosque, con un retrogusto alcohólico, que adolece de un cierto punto astringente, con demasiada presencia de roble. Esto, por supuesto, a golpe de docenas de euro, que para ser un “enterao” hay que pasar por taquilla. ¡Y es que pocas cosas cuestan tanto, como ocultar la ignorancia!

Somos la generación de “endeudarse para demostrar que eres rico”. Increíble pero cierto.

- ¿Sólo debes 500.000 €? Es que eres un cutre. Mira, nosotros debemos ya 2.000.000 y nos están estudiando una operación por otros 2 más.

- Vosotros sí que sabéis sacar provecho al sistema… Ojalá yo algún día pueda deber esas cantidades. ¡Cuánto envidio tus préstamos!

En Alemania no daban abasto a fabricar Mercedes, Audis, BMW para los españoles.

Irrumpió Europa en nuestras vidas y llegó en forma de mega infraestructuras que producían mega comisiones para todos los involucrados. ¡Viva el cazo! ¡Viva el yerno del Rey! ¡Que se besen los padrinos! Además llovían las subvenciones, nos daban una fortuna por plantar viñas y luego a los dos años otra fortuna por arrancarlas. Que llegaba un momento que no sabías si tenías que plantar o arrancar. A propósito, ¿Qué toca este año?

Si algún “tarao” dice que hay que parar esto, se le lapida y “que no pare la fiesta”. Por supuesto que todos estamos de acuerdo que esto es imposible que se sostenga, pero hay que empezar a recortar por el vecino, que lo mío son todo derechos esculpidos en piedra en la sacrosanta constitución.

De la siguiente generación mejor no hablar (lo dejaré para otro post). Esa es la generación que dice el aforismo que será pobre, por ser nieta de ricos.

Si somos incapaces de volver a los valores con los que se construye una sociedad sostenible, nos hundiremos, eso sí, cargados de reivindicaciones.

En mi casa siempre he tenido un ejemplo vivo de cordura, honradez y esfuerzo. Y no han sido menos felices que nosotros. Los psiquiatras, de hecho, dicen que al revés, que han sido bastante más. Debe ser que la sencilla tortilla, el melón fresquito, comprar el sofá cuando se podía, poner las cortinas cosidas por nuestra madre, con ayuda de la abuela, trabajar y echarle huevos para emprender (aunque no lo llamaban así) no debía ser mala receta.

Desde aquí quiero dar las gracias a mis padres y a toda esa generación que nos regalaron un país cojonudo, que nos hemos encargado de arruinar (entre todos, que todos hemos aplaudido la locura), y que sólo con que nos descuidemos un poquito más, le vamos a dejar a nuestros hijos un protectorado chino, donde serán unos esclavos endeudados y tendrán unas historias legendarias sobre la prosperidad que crearon sus abuelos, empeñaron sus padres y son incapaces de imaginar los nietos.

Estamos a tiempo de cambiarlo, pero cada vez tenemos menos. Podemos encontrar maestros en casa.

Fernando Sánchez Salinero. (blog)


Love is bread. Juan San Sebastián.




jueves, 22 de marzo de 2012

SAL COMÚN

Hace ya unos cuantos años fui compradora habitual de la revista "Sal común".  Estaba dirigida a un público joven y la mayor parte de su contenido  dedicado a la música, aunque también tenía espacio para  el cine, la literatura, la ecología,  etc.
Había en ella también una sección dedicada al correo de los lectores donde se podían encontrar todo tipo de mensajes, desde gente que intercambiaba discos, libros o comics, compra-venta de  algún tipo de aparato, o simplemente  contactos. 



Siempre echaba una ojeada a esta sección sin más intención que curiosear, pero algo debió llamarme aquella vez la atención. No recuerdo exactamente las palabras, pero lo que sí recuerdo era un mensaje en el que una persona  buscaba amistad de manera sincera y casi desesperada, o eso me pareció a mí. 
Sin dudarlo mucho, y a pesar de ser  la primera vez -y también la última- que lo hacía,  escribí.
Se trataba de un chico llamado Manuel, de Pasajes de San Pedro.
En poco tiempo tuve respuesta suya. Supe, además, que no había sido la única que respondía a la "llamada" y que habían sido varias chicas las que habían hecho lo mismo que yo .
Nos estuvimos escribiendo durante unos meses. Sus cartas eran muy largas, en cuartillas escritas a doble cara, la letra muy apretada, densas. Se mezclaban allí reflexiones filosóficas, asuntos personales, fobias.
Deduzco, después de leerlas ahora, que las mías no debían ser muy distintas puesto que, según él mismo decía, conectábamos en bastantes cosas.




Un día recibo una carta que viene de su misma dirección pero con otro remitente.
Creo que fue Mark Twain el que dijo que era más difícil escribir una carta que un libro. No lo sé, porque nunca escribí un libro, pero podría añadir que a veces también es difícil leer.
La carta venía de su hermana y decía, entre otras  cosas y  después de un amable y cariñoso saludo, esto:


"Bien, hace cosa de unos días recibió mi hermano una carta tuya en la que le preguntabas el porqué de su no contestación y a ver si había llegado tu carta anterior de cinco hojas; pues bien, llegó, pero cuando eso sucedió, él, Manuel, estaba en el psiquiátrico (no, no es broma), ahora me aclaro pero antes déjame fumar o, por lo menos, encender un cigarro, pues cada vez que me acuerdo de todo "aquello" se me ponen los pelos de punta.
¡Ya está!, vamos allá. Todo empezó el 12 de marzo...".


Me cuenta que ese día falleció un familiar y su hermano se queda "cortado", expresión a la que en ese momento no da mayor importancia. Los días que siguen observa comportamientos que ella misma define como "raros".


"En la mañana del día 14, al entrar en su habitación, lo encontré en medio de ella, desnudo y con la persiana completamente subida, le pregunté que era lo que hacía pues nunca lo había visto así y con lo tímido que es él me extrañó un montón; luego me dijo que quería dormir y lo dejé metido en cama. A eso de las 10:30 fui para ver si estaba dormido y se estaba vistiendo. Le pregunté a donde iba y me dijo que al monte, se puso un pantalón que nunca se había puesto (de esos que tienen bolsillos en las piernas) y luego cogió unas cosas como eran, 3 guantes, un desodorante spray, mechero, la foto de una tía con la que se escribe y algunas cosillas más. Sacó toda la ropa de un armario y la esparramó por el suelo. Esto ya me puso alerta, y cuando se fue llamé a mis tías para que vinieran; así lo hicieron  y después de una hora más o menos, llegó él, con una cara demacrada y al ver a mi tía me echó una mirada que nunca podré olvidar (como reprochándome haberla traído), luego vino mi tío y  ya eso de las tres o así vinimos a casa y estaba en una habitación desnudo. Le dijeron que se vistiera y lo llevaron al psiquiatra y allí estuvo 6 días, hasta que en ese sitio le descubrieron que estaba quemado (de cuando se había ido al monte). El día 20 de marzo ingresó en el hospital para hacerle los injertos y todavía está allí. Los psiquiatras le pronosticaron que tenía ESQUIZOFRENIA, ideas delirantes, despersonalización, etc.
Pero bueno, ahora ya va mucho mejor, está muy contento allí con las enfermeras y tal, ya estoy deseando que lo bajen (pues aunque no nos han dicho nada, creo que bajará, aunque hay veces que está "en otro lado").
[...]
Siento mucho haberte hecho preocupar, pues a todas las cartas que le escribieron contesté, pero por lo que se ve, se me olvidó hacerlo con la tuya. Lo siento y perdóname, si puedes.
Espero que esto que te cuento no te defraude de él, pues me gustaría que le siguieras escribiendo, le hacen falta esas cartas, o sea, vuestras cartas. [...] Y sin nada más por el momento te dejo, pues ya te he dicho todo lo que sé y creo que te interesaría saberlo a ti también, ¡ah! pero ya no te preocupes por nada, pues está mucho mejor, así que HASTA SIEMPRE, AGUR."


Dejé pasar un tiempo, el que supuse necesario para la "curación" de su enfermedad... y de mi impresión.
La contestación tardó, así que entre esta carta y la siguiente pasaron casi seis meses.
Y la siguiente -afortunadamente- ya no se parecía nada a las anteriores, ni siquiera en el aspecto.
La carta más corta, la letra más suelta, alegre. Me contó que estuvo ingresado en el hospital más de dos meses, que hizo amistad con enfermeras y enfermeros, que sus quemaduras iban curando, que salía con amigos, que iba al cine, que viajaba...
Mis circunstancias iban cambiando (estaba más ocupada con los estudios) y las suyas también. La necesidad de comunicación poco a poco se desvaneció, y las cartas se fueron espaciando en el tiempo hasta que finalmente se cortó la comunicación.


Ha pasado mucho tiempo desde entonces, pero al escribir esta entrada no pude evitar buscar en la red alguna "noticia" suya, puesto que conozco su nombre y apellidos. 
La encontré: vive en la misma ciudad y trabaja en un hospital.


Un abrazo.







miércoles, 7 de marzo de 2012

(No mires...)






No mires.
El mundo está a punto de reventar.

No mires.
El mundo está a punto de despejar su luz
Y lanzarnos al abismo de sus tinieblas,
Aquel lugar negro, espeso, sin aire
Donde nos iremos a matar o morir o bailar o llorar
O gritar o gemir o chillar como ratones
Para volver a negociar nuestro precio de salida.


Harold Pinter







(DON'T LOOK...). Harold Pinter.

Don't look.
The world's about to break.

Don't look.
The world's about to chuck out all its light
and stuff us in the chokepit of its dark,
That black and fat suffocated place
Where we will kill or die or dance or weep
Or scream of whine or squeak like mice
To renegotiate our starting price.