jueves, 6 de febrero de 2014

En paz.


"Bájame la lámpara un poco más
déjame que duerma, nodriza, en paz".

Félix Luna.






Considerado "el suicidio más bello" jamás fotografiado.

Fue publicado a toda página en la revista LIFE, con este pie de foto:


"Al pie del edificio Empire State el cuerpo de Evelyn McHale reposa sereno sobre un féretro grotesco, tras aplastar con su caída el techo de un coche".


El día anterior había ido a pasar el día con su prometido, Barry Rhodes,  que celebraba su 24 cumpleaños. "Cuando nos despedimos con un beso ella estaba tan feliz como siempre, como lo estaría cualquier chica a punto de casarse", dijo Barry.

De vuelta en Nueva York, se dirigió al hotel Governor Clinton, donde redactó una nota de suicidio. Poco después, a las 10.30 de la mañana, compró una entrada para el mirador del Empire State, situado en la plata 86, y desde allí a 320 metros del suelo, se lanzó al vacío.


Alrededor de las 10.40 un guardia que dirigía el tráfico en el cruce entre la calle 34 y la 5ª avenida se percató de que caía una fular blanco desde una planta alta del rascacielos. Poco después oyó un golpe y vio como se formaba una multitud: Evelyn había caído sobre una limusina, propiedad de la ONU, estacionada en la calle 33. Con la mano izquierda seguía sujetando, ya muerta, el collar de perlas que llevaba al cuello.

En la acera de enfrente, Robert C. Wiles, estudiante de imagen, también se percató del revuelo y corrió hacia el tumulto, donde tomó varias fotografías. La policía halló más tarde el abrigo de Evelyn doblado pulcramente en el mirador de la planta 86 junto con un estuche de maquillaje que contenía fotos de su familia y una libretita negra con una nota que decía:

“I don’t want anyone in or out of my family to see any part of me. Could you destroy my body by cremation? I beg of you and my family – don’t have any service for me or remembrance for me.
My fiance asked me to marry him in June.
I don’t think I would make a good wife for anybody.
He is much better off without me.
Tell my father, I have too many of my mother’s tendencies.”

“No quiero que nadie, familiar o no, vea ninguna parte de mí. ¿Se podría destruir mi cuerpo por incineración? Se lo ruego a mi familia y a todo el mundo. Y que no se celebre ningún acto ni ceremonia en mi memoria.
Mi novio me pidió que nos casáramos en junio.
No creo que pueda ser una buena esposa para nadie.
Estará mucho mejor sin mí.
Decidle a mi padre que tengo demasiadas inclinaciones de las de mi madre.”


El cuerpo fue identificado por su hermana Helen y, de acuerdo con su última voluntad, fue incinerada. No hay tumba.



23 comentarios:

Genín dijo...

Es tremendo lo que a veces se cuece en nuestros cerebros...
¿Como se puede llamar bello un suicidio por preciosa que fuera ella?
Yo tampoco tendré una tumba.
Besos y salud

Blue dijo...

Genín, reconoce que caer desde esa altura, y quedar en esa postura y con ese gesto en la cara, es raro raro...¿o no?
;-)
Ah, tú tendrás lo que decidan otros. No te fíes, jaja.

Besos y salud.

David dijo...

Joder! o JODER! Qué foto y qué texto el que la acompaña situando el contexto.
Y sí, como le dices a Genín...desde esa altura y quedar en esa postura y ese gesto (casi parece que está durmiendo)... Tremenda entrada.
Qué cosas pasan por nuestras cabezas para que... jo! "Cuando nos despedimos con un beso ella estaba tan feliz como siempre, como lo estaría cualquier chica a punto de casarse" Estaba claro que eso no era cierto (al menos para ella).
Un saludo.

Blue dijo...

David, si no fuera porque el coche se adaptó a la forma del cuerpo como un molde, no me creo que eso fuera cierto. La postura del cuerpo, las manos sujetando los guantes (o el collar) el gesto de la cara tan relajado...

No se puede decir que un suicidio sea bello, pero la verdad es que ver esta foto no me inquieta sino al contrario.
¿La verdad?, bueno, a mí me choca la última frase. Es como reconocer que tiene tendencias suicidas heredadas de la madre. O así lo interpreto.

Besos.

Cabrónidas dijo...

Lo normal es quedar con alguna extremidad en un ángulo imposible y el cráneo abierto con medio cerebro fuera. Insólito, sin duda.

Blue dijo...

A eso iba, Cabrónidas. A mí me cuesta más creer esto que las apariciones de Lourdes, por ejemplo.
;-)

Dr.Krapp dijo...

Tengo una etiqueta en mi blog, que por algo se llama como se llama, titulada Galería de Suicidas con algunos suicidios que llamaría Vila- Matas ejemplares. Respecto a éste tan esteticista, puede que tenga glamour pero me parece algo artificioso.
Bicos.

Frankie dijo...

El tal Barry provocaba depresiones suicidas tan solo de pensar en vivir con el y nada más que tenía 24 añitos el zagal. Pavor me da de pensar en qué pudo llegar a transformarse semejante cenizo con el paso del tiempo. Deberían haberle hecho pagar los destrozos, por azquerozo...

Bezoz.

mariajesusparadela dijo...

Antes de nada, debo aclarar que me encanta el suicidio y siempre lo he visto desde el ángulo opuesto a la gente.
Ejemplo: "Hasta aquí he sido feliz, todo lo que venga después, será peor. Mejor, me muero ahora".
El último párrafo de la carta no me dice lo mismo que a ti, sino que tiene un defecto que no quiere reproducir en su matrimonio.
Sea como sea, todo es impactante.

Maia L.B. dijo...

Una mañana tocaron el timbre en mi casa. Una mujer entró y se sentó con mi madre en la cocina. Cerraron la puerta. Tras unos minutos la mujer se fue. Mi madre lloraba: su mejor amiga se había tirado del séptimo piso hacía unas horas. Esa misma mañana había ido a la peluquería. También ella le dejó una carta a la familia, que incluía dos niños pequeños. Eso fue lo que recordé al ver esta foto, impresionante, y leer esta entrada tan terriblemente hermosa.
Un beso.

Maia L.B. dijo...

Sé que es de esas entradas que no olvidaré, Selo.

Blue dijo...

Dr. Krapp, pues he de verlo.
Parece artificioso, pero hasta donde he leído todo parece indicar que es real.
Bicos.

Frankie, era una limusina de la ONU, así que sí, el destrozo fue importante, jaja.
Bezoz...pero zaca el buñuelo de una vez.

Mariajesus. sí, esa es otra idea, la de apartarse antes de molestar. Ahí hay algo de generosidad también ¿o no?
Puede que tengas razón con la frase. Es que ni en inglés en español la encajo muy bien.
Bicos.

Uf, Maia, eso es tremendo cuando se vive de cerca. Ahí ya es algo más que literatura.
Y gracias por el resto. Ya sabes que aquí pongo lo que por una u otra razón me impacta también a mí, así que coincidir con quien me lee, me satisface.
;-)

Besos.

Il Gatopando dijo...

No hay duda de que la mujer tenía un sentido estético, e incluso del espectáculo. Y es que para su suicidio eligió tirarse del edificio más alto del mundo -entonces-. Cabe pensar que, pese a sus defectos -reconocidos en su nota- también tenía un elevado concepto de sí misma.

Hubiera sido interesante conocer lo que de tal acontecimiento hubiera extraído Francis Scott Fitzgerald.

Saludos.

Temujin dijo...

Al final lo mismo da, pero me parece una muerte digna.
Siempre me llamaron la atencion quienes saben morir con dignidad, los romanos, dicen, eran especialistas emn morir con dignidad, supongo que algunos, otros no.
Me gustaria morir con honor y no enterrado en un hospital con tubos por todos los lados y gente a mi lado esperando que me vaya...
Besos

Blue dijo...

Gatopando, eso es verdad. Nada que ver con tirarse a la vía del tren. Aunque al buscar esa altura también podemos pensar que quería asegurar.

Saludos.

Temujin, no sé si viste La balada de Narayama. En esa película se habla de una tradición de ciertas zonas de Japón, en las que cuando un anciano se queda sin dientes se le abandona en el monte para que muera. La vi hace tiempo, pero si no recuerdo mal, en este caso la protagonista se rompía los dentes con una piedra para irse.

Lo de los tubos...uufff, estoy de acuerdo.

Besos.

Yeka dijo...

Si el suicida es un adulto elucubro sobre sus estados finales, sus razones y su vida y finalmente concluyo que aunque triste, puede resultar valeroso el acto. Pero cuando el suicida es un niño o un adolescente, ahí se me desmoronan las ideas y la emoción.
Tengo la sensación que en la frase última explica las razones de su decisión. Si fuera literatura sería más bello, la realidad me confunde un poco, peso a ello, como siempre con tus entradas,me quedaré un buen rato pensando en esto.

Carmela dijo...

Ufff, el suicidio es algo que me impacta demasiado, me borra el resto, aunque la foto sea tremenda quedar asi después de esa caída...
Besos, Blue

Blue dijo...

Yeka, tienes razón, esos casos son más dolorosos, porque ahí es inevitable que los demás, todos nosotros, nos sintamos culpables.
Besos.

Carmela, pues hay más de lo que parece. No es algo tan excepcional, por desgracia.

Besos.

fiorella dijo...

La foto es bellísima, sin saber la historia de la misma,claro. Sabiendo el final de la historia personal de la chica, muy triste y me deja muchas preguntas esa carta que deja. Como dice Maia, este post no se me va a olvidar. Un beso

India dijo...

Tu post es un relato que ojalá fuera el que memorizara, pero los tengo propios, no diré reales porque aún intentan asumirse... y pienso, que en el tránsito de vivir, ver, y asumir... se componen como una historia que contarme a mí misma... De momento no quedan tan estéticos como tu entrada, pero es lo que hay...
Un abrazo

Sergio DS dijo...

Qué fuerte, no he salido de dudas hasta que no he leído el texto, no sabía si estaba en una burbuja, era una fotografía de moda, un montaje. Bello y conmovedor al mismo tiempo... ¡qué pena!.

Sonsoles dijo...

Q historia más triste, tan joven.
Siempre he pensado en que la desesperación en esos extremos tiene q ser tan lacerante o como niebla q no te deja pensar.
Investigando más sobre tu post q me pico la curiosidad encontré una página de cosas curiosas. Luego te la paso por mail
Un besito

marcela dijo...

Verdaderamente hace honor a la frase de Breton "lo bello sólo es el comienzo de lo terrible" y es que la "muerte le sienta tan bien". No quiero seguir con frases, pero reconozco que caer desde el Empire yencima de una limusina de la ONU que tienen chapa muy dura y quedar tan aparente, es bastante más casual que el posible aburrimiento que le producía el matrimonio con un novio que creía que era feliz. !Vamos, que no la conocía de nada!.
Buena entrada. Todas las tuyas lo son.