domingo, 26 de octubre de 2014

La factura

Antonio Santín

Las pocas veces
que he sido feliz
he tenido un profundo miedo
¿cómo iba a pagar la factura?

Sólo los insensatos
-o los no nacidos-
son felices sin temor.

Cristina Peri Rossi.






Last summer was mad remember the rain/
I know people complained
I had something else in mind
Not the sound of rain against my windowpane
all I could hear was YOU hammering in my head


Fall like a wave against the rocks
Leave with a rash or get crushed
You never know until
after the chock
When you wake up
what¥s broken, what¥s not


One day I don’t know how my whole life evolved around you my Lord,  believing was not enough. 
You said I was a hole of desperate need and no love in the world, not even yours could satisfy me
That¥s when the troubles began and disasters came/ One by one, I nearly drowned in that summer rain



We fall like waves against the rocks
Leave with a rash or get crushed
You never know until
after the chock
When you wake up
what¥s broken, what’s not



23 comentarios:

David dijo...

¿Tienes algún cadáver debajo de la alfombra? ;-P
El texto no me convence. Joder... si solo podemos ser felices con temor. ¿Temor a qué? ¿A que nos hagan pagar esos momentos como apunta? ¿A que se acabe la felicidad?
Nunca he sido muy sensato (así me va, claro).
El vídeo no es de foto fija. La canción está bien.
Pero buscando por youtube creo que hubiera preferido My secret o What have I done. Pero no conocía a esta chica, así que gracias.
Buenos días.

Il Gatopando dijo...

La entrada, ambos textos, me transmite ese característico sentimiento de culpa judeocristiano.

No permitamos que la felicidad en este mundo resulte sospechosa, no les demos esa satisfacción, que nuestra infelicidad no haga felices a quienes no lo merecen y se llenan de sentido con ella.

Intentémoslo, al menos.

Saludos azul oscuro

mariajesusparadela dijo...

Soy una insensata: nunca pienso en la factura ¿Por qué restarle intensidad a la felicidad? Si nos pasan factura, la asumiremos en el momento.
Lo demás, es pesimismo.

Blue dijo...

David, supongo que temor a eso que dicen de que "la vida rima" y todo lo que da por un lado lo acaba quitando por otro.
La segunda canción de las que dijiste ya la puse en otra ocasión, por eso no fue esta vez, pero me encanta.
Un abrazo.

Gatopando, sí, yo creo que es eso. Y también la anticipación, el miedo a que todo se estropee de un plumazo.

Saludos siempre blues.

Blue dijo...

Ya, Mariajesús, pero tú estás en paz con la naturaleza y el mundo. Los que pisamos asfalto estamos sometidos a presión, jaja.
Bicos.

Temujin dijo...

Te voy a dejar un consejo, solo uno...
Quita el cadaver de debajo de la alfombra...

Los cadaveres son como las visitas de familiares de otras provincias, a los tres dias huelen, o antes...

Blue dijo...

Sois malpensados, ¿por qué veis ahí un cadáver? yo veo a una persona escondida, sin más, jaja. Bueno, mal escondida.

Besos, Temu. Vaya avatar, jaja.

marcela dijo...

Cristina Peri Rosi es una de las grandes poetas y sabe de lo que habla. Yo también tengo miedo, y el que no lo tiene ni quiere verlo, allá él o ella. La vida tiene momentos felices en los que además de felicidad sentimos algo que se parece a que pueda quebrarse. Hay mucha gente happy y a mi me parece bien, pero no los envidio. Mirar el mundo y sentirse bien es casi un delito.
La foto fabulosa. Intensa e inquietante.Las canciones a capella no e vuelven loca. Un beso.

fiorella dijo...

Lo primero que vi fue una persona durmiendo debajo de la alfombra y más, placidamente. Peri Rossi,que me encanta, dice algo que a veces, no siempre, está muy metido dentro, la culpa por la felicidad. Pero no siempre es así, no siento que sea así. Las únicas facturas que pago son las de la luz,agua,teléfono,etc...Como a David, me gustan más otros temas de la chica.

fiorella dijo...

Blogger me comió parte del comentario. Kevin, del post anterior, es muy conocido por acá y viene seguido a cantar, un encanto de tipo,además. Es que acá todos somos un poco gallegos,jajajaja.Un beso

Blue dijo...

Marcela, lo de ser happy es una suerte para quien le ocurre ¿o no?
Y el mundo, como nunca fue feliz...
Besos.

Fiorella, esto sirve para un test de esos psicológicos: ¿Qué ve usted en la imagen?, jaja.
Sí, el comentario sobre Kevin está en su sitio y ya te lo contesté allí. No sé por qué no te viste ¿o mirabas desde debajo de una alfombra?, jaja.
Besos.

Frankie dijo...

Hay un cadáver hay, podría ser. Dentro de esa alfombra tan psicodélica como de bazar moruno.

Es posible que sea el cuerpo de alguien que pidió ayuda públicamente para acabar con un problema en su navegador y no recibió mas que escarnios, terminando por despedirse de este mundo desesperado y con dolor.

Medita en ello si tuvieras algo de culpa.

Dolido...

Blue dijo...

No te preocupes, Frankie solo los insensatos son felices navegando en Chrome. Paga la factura, anda, jaja.

Besos de esos de "sana sana".

Darío dijo...

Puta madre que es verdad, fui feliz con culpa, fui feliz pensando que eso era un adelanto por futuros años de vacas flacas... Un abrazo.

Blue dijo...

Bueno, Darío, entonces lo has entendido porque lo has vivido y es tu verdad.
Un abrazo.

Maia L.B. dijo...

Siempre estoy esperando la desgracia. Porque en toda vida existe una y a mí por ahora no me tocó. Pucha que estoy mal de la cabeza...pero veo que no soy la única. Besos

Blue dijo...

Ufff, Maia, eso tampoco, solo un giro, un aire, un cambio de tendencia. No, no, eso nunca se espera.
;-)
Besos.

Carmela dijo...

Cristina Peri Rossi, me encanta, siempre. Y yo si entiendo de qué habla y creo que tiene razón. No lo veo como vivir angustiada un tiempo de felicidad, pero si que creo que cuando se vive un momento pleno aparece de vez en cuando ese sentimiento que ella expresa. La foto me encanta!!! y no me dá nada de repelús, ni he pensado en cadáveres ni muertos jajaja simplemente me gusta y veo a alguien debajo de ella, pero muy vivita y coleando. La música, es lo que menos me llama la atención, la verdad.
Bicos, Blue.

Cabrónidas dijo...

Soy tan feliz (desde hace ni me acuerdo) que es casi un insulto. Y mira si soy feliz (aunque habrá quien le ponga otro nombre) que, por poner un ejemplo, hace tres meses que tengo el DNI caducado. La culpa es de ellos, que me ofrecen un 902 para pedir hora, donde un programa informático con voz de mujer me ofrece tres fechas para la renovación que no me van nada bien. De hacer cola sin cita previa ... desde luego que no: mi tiempo es demasiado valioso. Mucho más que los putos 10 euros y pico que tendré que pagar cuando vuelva a llamar (una vez por mes) y me den una fecha compatible con mis horarios de esclavitud. Pero claro, como tengo condena laboral esclavista pago mis facturas... En fin, estoy divagando. A todo esto... igual el escrito se refiere a la factura del tanatorio cuando se hacen cargo del cadáver...

Yeka dijo...

Creo que he tenido esa sensación muchas veces...pero ya no quiero, algo así como que cuando se me vienen las imágenes a la mente le planto la patita encima y no la dejo crecer...un abrazo!

Blue dijo...

Carmela, el maldito miedo.
Bueno, casi es una postura como de estar despertando, jaja.
Besos.

Cabrónidas, no eres feliz, eres despreocupado. Espero que no hagas lo mismo con Hacienda, jaja.

Saludos.

Yeka, ahí, bien hecho, jaja.
Besos.

Dr.Krapp dijo...

La felicidad que no se basta a si misma y tiene miedo a las consecuencias no es felicidad por mucho que lo diga una escritora de talento como la Peri Rossi
Bicos

Blue dijo...

Bueno, Dr. Krapp, será otra forma de felicidad menos pura, jaja. ¡Cómo me gusta que cada uno piense de una forma!
Bicos.