domingo, 1 de noviembre de 2015

Era




Era un tiempo feliz. En aquel tiempo
sostenían mis piernas el andamio
que sostenía y contenía el mundo.

No hubo nadie más simple en aquel tiempo,
nadie más inocente que yo misma.

No hubo señal alguna que me hablara
del dolor, de la angustia y del desastre.


"Un tiempo feliz". Amalia Bautista




21 comentarios:

Genín dijo...

Fui testigo de esa felicidad de los niños jugando en esos castillos hinchables en el cumpleaños de mis nietos, daba envidia y muchas ganas de subir a jugar con ellos...jajaja
Besos y salud

marcela dijo...

Despues de unas largas vacaciones veo que has vuelto tan elegante como siempre. Me gusta tu compania. Un abrazo amiga.

Carmela dijo...

Un mundo contenido y suficiente, un mundo feliz. Amalia, siempre Amalia.
Me alegra verte por tu casa de nuevo, Blue.
Un beso.

Blue dijo...

Genín, hinchables y columpios deben ser de esas cosas que gustan toda la vida.
Si cojo este hinchable así como está y sin que nadie me vea...jajaja.
Besos y salud.

Gracias, Marcela, me enredo con lo que otros hacéis tan bien y me olvido de que tengo un blog.
Besos, amiga.

Carmela, debe ser de las pocas poetas de aquí de las que me gusta casi todo lo que escribe.
Yo me alegro de que todavía vengáis, jaja.
Besos.

mariajesusparadela dijo...

Haría falta algo grave para que yo dejase de venir. Porque aquí encuentro siempre una belleza singular.

Blue dijo...

Y como estoy acostumbrada a verte por aquí, yo también pensaría mal si no aparecieras.
Gracias, Mariajesús

Yeka dijo...

"No hubo nadie más simple en aquel tiempo,nadie más inocente que yo misma"
Un abrazo!

David dijo...

Supongo que para muchos de nosotros la infancia sí fue un tiempo feliz... Pero los niños refugiados (que ojalá les vaya mejor) igual no tienen un recuerdo tan agradable de su niñez.
Ya solo te faltaba haber metido el vídeo de Logical Song (jaja)
Un abrazo.

Blue dijo...

Un abrazo, Yeka.

No sé, David yo tampoco idealizo esa etapa, pero inocente sí que era...y soy, jaja.
¡Cuánto me gustaba Supertramp!
Un abrazo.

Johnny J.J. dijo...

Pues sí, así fueron aquellos tiempos. Me ha gustado leerlo. Besos.

Il Gatopando dijo...

Una buena amiga repetía a menudo aquello que oía en casa decir a su padre: hacerse mayor es una estafa. Y en ello andamos, me temo, siendo estafados un poquito cada día.

Saludos

No entiendo muy bien por qué has etiquetado la entrada como PJ Harvey.

Blue dijo...

Hola, Johnny, me alegro de verte por aquí.
Besos.

Gatopando, darse cuenta de eso ya es un gran paso.
Lo de PJ Harvey es porque esas fotos corresponden a este vídeo: Black Hearted Love.
Iba a poner una de las fotos con ella saltando y al final quedó el hinchable solo.

Saludos.

Frankie dijo...

Si te digo que este poema ha llegado a emocionarme y a calarme debes de prometer que, por nada pero por nada nada del mundo, se lo contarás a nadie, sabedora de que si lo haces te volverás de color azul, sí, pero en la vida real.

Ya te digo, este sitio tuyo siempre me provoca reacciones encontradillas, ay, ay,

Besos en la era (juas)

Blue dijo...

Uy, nos hacemos viejos o algo parecido, jaja.

Bueno, eso es buena señal, hombre verde, que haya algún tipo de reacción. Cualquier cosa es mejor que la indiferencia.

Besos...calados (que en gallego serían callados, jaja).

fiorella dijo...

Como no venir y entrar en tu casa con tamañas invitaciones?. La inocencia y su pérdida, pero siempre hubo felicidad a pesar de la sombra de la caída. Un beso.

Blue dijo...

Cómo no agradecerte la visita, Fiorella. Me alegro de leerte. Un beso.

Temujin dijo...

Lo malo de ser un tierno infante de 48 años y ademas agnóstico o ateo (no se), es que no haces primera comunión de "Marinerito de Burgos" y tampoco tienes demasiadas desilusiones. Las cosas como vienen y de una en una.

Blue dijo...

Bueno, Temujin, ya pareces un niño descreído, jaja. Es lo mejor: organización.
Besos.

Pilar Mandl dijo...

Llegó mi comentario? Se queda pensando muchos minutos y al final no lo sé...

Pilar Mandl dijo...

Básicamente era, que es fácil ser feliz así... La ignorancia no se aprende y que el poema es precioso.

Un beso, Blue.

Blue dijo...

llegó, Pilar. Amalia siempre da en el clavo y lo hace con palabras sencillas.
Besos.