jueves, 10 de marzo de 2011

Aldea.


QUEN ME DERA NA CASIÑA. Siniestro Total




[...]
Uno crece y descuida compañías y lugares, y luego ya es tarde para volver a todo, como cuando se retrasa la respuesta a una pregunta cualquiera, del tipo quieres casarte conmigo. Ser del pueblo no es lo mismo que ser de aldea, y yo soy de pueblo y sé la diferencia, que consiste en echar la comida sobrante a lo que llamamos cubo del cerdo, mientras que en la aldea lo que sobra se echa directamente al cerdo. La diferencia entre el pueblo y la aldea es el cubo y también un poco no escuchar al cerdo al otro lado de los tablones de madera tras los que hoza y respira ruidosamente, porque si algo tiene el cerdo es que respira muy fuerte, como si nos quisiese decir algo.
Me recuerdo en la aldea asonante y débil, con una mueca de hartazgo en aquel aire severo a enfermedad de quien se sabe fuera de lugar y reacciona lejano, como si ocupase la cabeza en pensamientos oscuros.  Era cuando los niños presumíamos si nuestros padres iban a la ciudad a lo que fuera. «Mi madre está hoy en Pontevedra a las compras», decías sin venir a cuento, con un punto de orgullo, como si tu madre se hubiera ido a vivir a Boston. En la aldea era todo más pequeño pero también más grande. Fijaba uno la mirada en las vacas, en aquellos ojos redondos y mansos de las vacas, y al cabo de dos minutos alguien rompía a mugir, o ellas o tú.
[...]
Postal desde la aldea . Manuel Jabois.

55 comentarios:

Maia dijo...

Me parece excelente, todo. Me gustó mucho mucho, pero mucho.

Blue dijo...

¿Y la vaca?...es que la cambié, ja, ja.

;-)

Maia dijo...

Esta me gusta múuuus. El ojo redondo y manso. ¿Cuándo harán las vacas una revolución? Son tan mansas ellas.

Blue dijo...

Nuuuuuuuuuuuunca, ja, ja.

mariajesusparadela dijo...

Pues, desde esta aldea, yo llevo unos días relinchando, levantada de patas delanteras...

emmagunst dijo...

lindísima foto; yo quiero a las vacas a pesar de su torpeza y de mi torpeza de no entenderlas. (Desde que ví Fast Food Nation, no como mas carne de vaca)...

con respecto a vivir en un pueblo, está muy bien contado como se ve la vida...me recordó un tema de León Gieco, "Carito". Hermoso, ojalá lo puedas escuchar. Besos

Curiyú dijo...

Yo hozo el santo día en mi chiquero, nadie me escucha. Y bien merecido lo tengo.

Blue dijo...

Mariajesús, ya hace tiempo que te noto incluso desbocada, ja, ja.
Bicos.

Emma, acabo de escuchar la canción cantada con Mercedes Sosa. No la conocía...y sí, claro que tiene que ver con esto. Preciosa.
Besos.

Curiyú, no hozas, solo respiras fuerte, ja, ja.
Besos.

India dijo...

Veintisietecuatrosieteuno es muy guapa...con letras,que me da más sensación de cariño...

Blue dijo...

Bueno, India , a mi también me gustaban más cuando tenían nombre: Gallarda, Linda, Mora. Después pasaron a Chenoa, Suellen, Normaduval...y ya casi prefiero que lleven número.
;-)

India dijo...

Jopelines..con ese presente...Veintisietecuatrosieteuno es muy guapa,lo dicho jaaaaaajajaja

Blue dijo...

¿Ves?...mejor así.
;-)

Carmela dijo...

De muy pequeñaja en verano nos íbamos a una casa de campo-granja y recuerdo una cabrita negra (lerele) que estaba muy loca y nos seguía a todas partes.
Me encanta la foto con su música y como describe Jabois la vida en esa aldea.
Besos

Genín dijo...

Aunque vivo en el campo no tengo bichos, pero para compensar los tengo a la derecha y a la izquierda, pero son de vecinos...
Salud y besitos

David dijo...

Que no se molesten ni los de pueblo ni los de aldea: yo soy urbanita (no tenía ni pueblo en el que veranear, que iba de ciudad a ciudad)... Vamos, creo que me moriría en un pueblo (a pesar de que a veces fantaseo con vivir en uno), así que en una aldea no te digo, si no hay ni un cubo de distancia con los cerdos.
Como ya te han dicho, la entrada está muuuuuuuu bien. Toda. Me ha gustado hasta el tema de Siniestro (que no conocía).
Un saludito.

Maia dijo...

India, es que tú no has visto a la veintisietecuatrosietedos, esa tiene unas pestañas que te dejan muuuuuda.

vera eikon dijo...

Yo soy de pueblo marinero, pero mi padre nació cerquita de Pontevedra, en Berducido de Xeve. Así que parte de los fines de semana de mi infancia y primera adolescencia los pasé allí. Tanto mis hermanos como yo no podemos desvincular a la aldea de la tristeza, puesto que cuando yo tenía unos 7 años se murió de un accidente el marido de mi tía y desde aquel momento todo asumió un aire trágico que para nosotros no pasaba desapercibido. Mi madre siempre cuenta el shock que supuso para ella ver como la hermana mayor de mi tía le llevó a su casa unas ropas negras, con la típica pañoleta negra (mi tía tenía unos 32 años)y como observó en silencio su transformación. En aquel momento fue consciente de que la estaban enterrando en vida. Vistió 17 años de luto.
Cuando íbamos en coche a la aldea, nosotras lo hacíamos cantando, pero llegados a una frontera imaginaria,mi padre siempre apagaba la radio y asumíamos que desde aquel momento, hasta que iniciáramos el camino de vuelta a casa, ya no habría más música.
Aquella era la Galicia Rural de la década de los 80. A pesar de eso sé que la aldea forma parte de mí, por todas esas personas relacionadas con aquel lugar y a las que quiero y como uno de esos paraisos desdibujados de la infancia.
Perdón, no iba a contar todo esto, pero dispersarme es inherente a mi naturaleza. Lo que iba a decir es que mis abuelos siempre presumían de que su hijo vivía en Carril, que es puerto de mar. Supongo que para la gente del campo el mar es siempre una palabra misteriosa. Ahora también escucho a mi padre decir con orgullo que es de Berducido....

Bicos

Blue dijo...

Carmela, ja, ja, pues tiene mérito llegar a entenderse con una cabra.

Genín, un campo sin bichos no es campo.

David, a mí me gusta la ciudad y me gusta vivir en ella, pero soy de aldea (más que de pueblo)...y no me pidas que te lo explique, ja, ja.
Esta canción es del último disco, Country & Western. Por ella están nominados al premio "Mejor canción en Gallego" de los "Premios de la Música 2011", pero ellos han pedido que nadie los vote, ya que no se consideran merecedores del mismo.

Vera, que rabia que ese acontecimiento te hiciera ver la aldea como un lugar triste. Para mí la aldea era libertad, felicidad, pero siempre un tiempo limitado. No podía ni puedo estar sin oler salitre durante mucho tiempo, ja, ja.
Lo del luto afortunadamente ya cambió. A mí me vistieron de negro con cuatro años y me veía guapísima...ya ves.
;-)

BESOS

marcela dijo...

Mi experiencia con las vacas es muy directa y larga. Cuando era pequeña, mi padre tuvo tuberculósis y para evitar el contagio me enviaron al pueblo de mis abuelos. Tenían muchas vacas, cabras, cerdos, ovejas:eran ganaderos.
Después de clase, para evitar que nos convirtiiéramos en pijas de ciudad, era obligatorio cuidar los animales. Se les llevaba al campo a recoger los granos derramados, y el que había hecho una trastada cuidaba cerdos, las cabras no se dejaban cuidar -eran imposibles- por eso me han gustado siempre, y el que había sido bueno, cuidaba las vacas: simplemente tenías que mirarlas de buenas que eran.
!Ay, Lucera, Negra, Curiosa, que ojos, que pestañas, que leche...!
Me ha gustado yo soy una coleccinista fina con antecedentes aldeanos.
Besos chicas.

vera eikon dijo...

También tengo que decirte Blue, que como niños que éramos esa sensación de tristeza la olvidábamos pronto, pues como niños que éramos pronto estábamos correteando unos detrás de otro porque en la aldea tenía la suerte de encontrarme con todos mis primos de una tacada. Así que también tenía muchas cosas buenas...
Lo de vestir de negro a los 4 años...tu reacción demuestra que afortunadamente los niños poseen un lenguaje propio y las cosas no tienen el mismo significado que para los adultos
Biquiños

Carmela dijo...

Pues Lerele era una monería negra y un ojo rodeadopor un parche blanco. un encanto. No había leído el comentario de mariajesús y me he mondado, me la imaginé sobre dos patas y patenado con las delanteras jajaja es la monda.
Un beso Blue

India dijo...

Qué bien repartido estaba el "castigo",Marcela!premio,mirar vacas...intermedio,las cabras (yo haría por no destacar de buena,para partirme de risa con ellas...mira que son cabezotas!) y el currelo bueno,los cerdos...está muy bien pensado!
Y lo de no hacer de vosotras unas pijas de ciudad...la leshe!hay que revolcarse en el fango,que es bueno para la personalidad...y te deja un cutis la mar de fino!;)
Me tiene enamorá la mirada de veintisietecuatrosieteuno (de verdad que lo escribo ya sin mirarle la oreja)...voy a ser buena para que me toque cuidarla...
Achuchones!!!

Desclasado dijo...

Me ha gustado todo: la entrada, la música y los comentarios de las vaqueras y cabreras.
Un poco triste lo de Vera, pero imagino que en la época, e o que hai.
Mi experiencia con vacas es nula, sólo las he visto pasar o he corrido delante de ellas en encierros de pueblo. Bueno, mentira, me como a sus hijos en cuanto tengo ocasión, si se enteran me odiarán.
Bicos de vacas.

Blue dijo...

Muy bien Marcela, pues lo de las cabras aquí es raro, ja, ja. A mí me gustaban las vacas porque eran como un miembro de la familia. Veo que te acuerdas de los nombres. A mí siempre me gustó Gallarda. Tomaba la leche recién ordeñada, calentita...si me lo mandaron hoy..¡Ni loca!
Mira, así empieza la novela gallega más vendida:
"Eu son Balbino. Un rapaz de aldea. Coma quen di, un ninguén. E ademais, pobre"
Bicos.

Vera, eso ya es otra cosa...Me dejas mejor cuerpo
;-)
Bicos.

Carmela,¿Que te voy a decir de Mariajesús, ja, ja?
Besos.

India, si quieres te mando más. Tengo una colección, ja, ja.
Bicos.

Blue dijo...

Desclasado, las vacas son cosa nuestra. Nada de correr con ellas.
Mira: Terapia antiestrés, para cuando te haga falta, ja, ja.
Bicos.

Desclasado dijo...

Mujer, puestos a quitarse el estrés abrazando vacas, pues se me ocurren cosas mejores que abrazar...

Blue dijo...

Ja, ja, también pensaba en ellas...ya ves que dan más leche.
;-)

marcela dijo...

Blue, si que es bueno lo de la terapia, me voy a comprar dos vacas, una solo para mi y la otra para los necesitados. Hay muchos. Y luego a 40 euros el abrazo, !no tiene sentido dejarte los ojos haciendo bobadas en una oficina!
Hubo una historia preciosa de una vaca en Pozuelo. Resulta que hay en ese pueblo una grnja que vende leche por suscripción-cara pero dicen que muy buena- trajeron de Argentina una supervaca que les costó una burrada porque daba mucha leche de primera calidad. La vaca nada más llegar empezó a estar triste y cayó en una depresión y se le paró la leche. Averiguaron que en Argentina tenía una vaca amiga y no podía separarse de ella. Así que tuvieron que traer a la compañera para amortizar el gasto. Me gustó muchísimo la historia y la seguí hasta su feliz the end.
está en las hemerotecas, no me lo invento. le llamaban la vaca lesbiana.

Blue dijo...

Marcela, que historia más curiosa. Nunca había oído nada parecido. Sabía de las depresiones de los pavos, pero de las vacas no.
;-)

India dijo...

yo creo que si dejo de mirar a veintisietecuatrosieteuno se me corta la leche para siempre también...jopelines,qué bonita historia,yo me la creo totalmente,mi suegra en mi lactancia siempre me repetía que no me disgustara con nada para poder amamantar...lo que te digo,somos iguales...estoy enamorá de esta pelirroja que me mira desde Brigadoon...

India dijo...

Jopelines,a 45€...yo tengo mi pijamavaca...me lo pongo y reparto achuchones a 20 leurillos de ná...

fiorella dijo...

El relato no me canso de leerlo y la vaca de la foto, me la comería a besos. Los comentarios me encantaron, el de Vero me hizo acordar a las gallegas de mi barrio,vestidas de riguroso luto y yo, era muy chica,no entendía. Soy de ciudad y el campo me tira, el olor de los bichos me encanta. Tomar leche recién ordeñada me parece la gloria y aún es posible hacerlo saliendo unos pocos kmts de Montevideo. Lo que cuenta Marcela no me parece nada raro en ganado que se cría como en familia. Un beso.

mariajesusparadela dijo...

Esas"memorias dun neno labrego" no me gustan demasiado, me gustó mucho más "adios , Maria", de Xoana Torres.

Los que no vivís en la aldea, no sabeis lo que os perdeis: estamos en primavera, toda la naturaleza está levantada de patas delanteras: empiezan los gatos, en enero y después vamos todos los demás, desde los árboles a la hierba.
"É tempo de semear, sementar, seminar...e hai que vivilo" (Quién le diera a Curiyú y a Descla saber cantar aquello de "sementar sementarei"...

Blue dijo...

India, pues habrás comprobado que era verdad. Hay que estar relajada, ja, ja.
Cuidado con ese pijama.
;-)

Fiorella, eso de la leche recién ordeñada ya es historia. Hoy a nadie se le ocurre tomarla así, por si acaso.
Y claro, esos casos de vacas criadas en familia me temo que también. Las vacas estabuladas ya son otra cosa.
:-(
Besos.

Mariajesús, ese libro no lo leí. Tomo nota.
Sementeira. ¡Que grandes Fuxan os ventos!
Bicos.

fiorella dijo...

Blue, tomo leche pasteurizada, y la gente que aún lo hace es por que conoce al dueño y lo que come la vaca y las condiciones sanitarias en las que se encuentras,suena medio raro,pero es así. No existe ganado estabulado, se cría a campo, pero se lo que me decís. En Euskalerría lo ví, el ganado en establos. Me arrimé a sacar fotos y las vacas me miraban extrañadas,jajajaja.

Blue dijo...

Bueno, aquí las vacas estabuladas suelen ser las que se crían para leche (frisona), pero las de carne (rubia gallega) siguen pastando fuera.

fiorella dijo...

Ah, no sabía. Siempre se aprende algo nuevo.

Carmela dijo...

Sementeira¿es sentimientos? jajaja reconozco que fuí mal pensada
Me gusta la canción
Bicos co sementeiro
(igual digo una barbaridad jaja)

Blue dijo...

Nooo, Carmela, sementar es sembrar, ja, ja.
Bicos.

Carmela dijo...

Ayssssssss primero creí que era....bueno otra cosa relacionada con semen...luego sentimientos y resulta que es sembrar.
Mejor me instalo un traductor jajaja
Bicos con sentimientos (ea en castellano/gallego)

Blue dijo...

Pues tiene que ver más con semen que con sentimientos.
;-)
Bicos, ja, ja.

mariajesusparadela dijo...

De semen- seminis= semilla , nacen todas las demás:
Sementar= sembrar, echar semilla
Semear= lo mismo en Portugal
Inseminar= poner en el ganado las mejores semillas, con un guante y sin un beso (pobriñas).
La canción dice "sembrar sembraré".
La primavera es época de siembra. Y la empiezan los gatos, luego, la naturaleza entera, incluso la humana, canta una hermosa y fértil canción.

Carmela dijo...

jajaja Mariajesús, ya imaginaba yo algo asi. Nombrabas a decsla y Curiyú, y no los imaginaba yo, soltando semillitas en el campo precisamente

Frankie dijo...

"porque si algo tiene el cerdo es que respira muy fuerte, como si nos quisiese decir algo."

Mmm, mucha presunción es esa, oh, esteta rural. Si respira fuerte, se oyen jadeos entrecortados y gemidos al estilo de "Oooh, más, más, dame más cerdito miooo, mi porky, my god, mi amante cerdote" pues ya sabes.

Es la naturaleza, que no entiende de zoofilias ni mandangas. Es todo un señor cerdo holgando y fornicando con la pastorcilla, oooh, my god, que ida de olla (diosss)

Besos.

Blue dijo...

Mariajesús y Carmela, veo que ya ha quedado claro donde hay que poner las semillas, ja, ja.

Frankie, la naturaleza es clara, y el cerdito cuando quiere hablar siempre dice "cómeme" . La vida es así, my green ¿que?
Besos estéticos.

El Mar no Cesa dijo...

Que curioso, yo, que siempre he sido de ciudad, y de la principal y la mas grande y ruidos, siempre he soñado con como seria la vida de pueblo o aldea... ese convivir con las cosas mas cercanas... en fin, supongo que por eso me cambie a una ciudad mas pequeña, y el siguiente paso será a algo aun mas pequeño!.
Un abrazo, me alegra volver y encotrarme con estas reflexiones tan bien posteadas nena.
Biquiños!********
Mar.

Allek dijo...

excelente!
te dejo un abrazo

Gata Chopada dijo...

Menudo sorpresón.
Iba leyendo y pensaba "joder, parece Jabois"; y cuando llego al final...¡Voilà!: Jabois.
Ya amo a Jabois; le envié mi corazón en una cajita envuelta en papel de celofán y lazo de seda en cuanto le leí las primeras frases. Y lo encontré gracias a ti.
De las vacas: también las amo. Desde siempre. Yo me he pasado HORAS contemplando un ganado de vacas. Desde después de comer, hasta el ocaso. Lo juro.
Y de niña nos escapábamos un primo mio y yo de la csa por la noche y saltábamos la tapia de la vaquería y nos metíamos en el establo a estar con ellas. Y hasta ahí puedo leer.
Bicos Blue.

Blue dijo...

Mar, feliz vuelta. Acabarás viviendo en ti, ja, ja.
Bicos.

Gracias, Allek

Hola, Gata, así que ya le has pillado el estilo, ja, ja.
Es bueno, muy bueno. Y como además es vecino, cuando quieras te lo presento (primero me presento yo por eso de la educación y tal ;-).
Las vacas...no sé como hay gente que puede estar media hora mirando una puesta de sol. Es mucho más relajante mirar para las vacas. Son sedantes.
Moitos bicos.

EvitaBlu dijo...

Que linda vaca, tolón tolón.
La familia de un novio que tuve, allá por el pleistoceno, tenían una granja de vacas y por las tardes les dábamos el biberón a los terneros, que cosa más bonita mare y que desolación cuando crecían y crecían y se los llevaban al matadero. Hice bien en dejarme al novio, no hubiese podido soportar más despedidas vacunas. Soy de pueblo, fina, eso sí, pero más de pueblo que las cucharas de madera.
Me encantó venir, leer, ver y oir.

Petonets

Blue dijo...

Evita, ja, ja, siento que el novio haya pagado por los terneros. Que cosa más triste ;-)
Besos finos ...y petonets!!!

Gata Chopada dijo...

¡¿En serio Blue?! ¿ME LO PRESENTARÍAS?...?¡Qué tentación!
Pero...no, no quiero desilusionaros a ninguno de los dos.
Qué le vamos a hacer. Cuando no se está a la altura, no se está a la altura.
Biquísimos.

(La entrada de los números no la he pillao (¿ves lo que te decía?); mañana lo vuelvo a intentar. :D)

Blue dijo...

¿Desilusión? ¡Quien le diera conocerte! Mira, mira, me lo cruzo casi siempre a la altura de la frutería, ja, ja.

Lo de los números...espero....;-)

Bicos.

Gata Chopada dijo...

Si ya, si ya nena: que ya lo tengo de amigüito y todo. Encima se le ve guapetón al mozo. Pero por eso, que por allí arriba por el oeste, tenéis mucho nivel para todo, en serio.
A mí me gustaría jubilarme (sobre todo, porque implicaría que tengo trabajo) y marchar a esas tierras a acabar mis días. A ver si se me pegaba algo de vuestro duende antes de llegar a la eterna morada (el violeta es mi color prefe nena; y cuando me enteré que la eterna era morada, no veas la alegría que me llevé)
Me voy a dormir reina; estoy de pájara. Lo de los números lo intento mañana en serio, porque lo he leído y...que no lo he pillao.
Bicos, biquiños, bicazos.

Blue dijo...

¿Coooomo? Pues allá voy, ja, ja.

Aaaaay ...pues serías bien recibida.
Yo me instalaré en una aldea, pero eso sí, con internet, que no quiero perder los amigos que encontré aquí.
;-)
Bicos & besets.