lunes, 14 de noviembre de 2011

De vivos y muertos.

Un proyecto es la respuesta a una idea que surge como solución a un problema planteado, pero ocurre a veces que esta lógica secuencia se invierte y un proyecto, ya materializado, acaba convirtiéndose en un problema, y de la lucha entre ambos nace una idea distinta de aquella que la originó.
Esto es, a grandes rasgos, lo ocurrido con el cementerio de Finisterre.



La solución.

"Cabo Finisterre exige (al menos de mí) un objeto arquitectónico que sea una ampliación del paisaje, que se disuelva tranquilamente en la naturaleza, casi como si no existiera".

 "La imagen del cementerio es la de una senda que atraviesa una aglomeración de casas, una serpiente que repta a lo largo de la ladera de la montaña hasta el mar, adaptando su proceder a las repentinas variaciones del terreno".


"Topografía, silencio, ausencia y recuerdo inspiran y delinean este proyecto. La arquitectura es su resultado, e incluso su reflexión.
Para este proyecto, creo, he arrinconado preocupaciones de escasa importancia, proyectos injustificados, materiales inservibles, detalles inútiles. He tratado de no escuchar a la voz tentadora de tantas sirenas, de mantenerme alejado de las distracciones y de todo aquello que no se hubiera demostrado necesario. Sólo he mantenido lo esencial.



 "He tratado de descubrir el misterio y la trascendencia del lenguaje entre el silencio".
 "Un silencio conquistado gracias al deseo de dispersar la propia voz en el vasto y anónimo campo de acción de la arquitectura".

"Esta es la arquitectura que me gusta, la arquitectura que más se acerca a mi ser más profundo". 


"Espero que gustará también a Cabo Finisterre, a la montaña O Pindo, a las islas de Lobeira y O Centolo, al Mar de Dentro y al Mar de Fora, a los marineros y a los pescadores que navegan esta costa, a quien enterrará a sus propios muertos sobre estas orillas.
Y, si fuese posible, querría también que 
gustara a los que aquí han muerto". 


César Portela




El problema


Valentín Castrege, anterior alcalde del PP en Fisterra (A Coruña), juraba que, mientras él viviese, el cementerio del fin del mundo no cobraría vida. A Castrege, ese cementerio vanguardista no le gustaba nada, y contaba que a sus 5.000 vecinos tampoco. Era el símbolo de su rival. Se lo había encargado al prestigioso arquitecto pontevedrés César Portela el alcalde socialista Ernesto Insua, y lo pagó (51 millones de pesetas) la diputación del PP. Pero cuando la obra estuvo terminada, el popular había ganado las elecciones y el cementerio no tuvo clientes. 
En arquitectura, los muertos son a un cementerio, como los vivos a un piso o una estación de tren.
El destino quiso sin embargo que tres años después Castrege muriera de repente. Le sustituyó un compañero más joven y menos reacio, José Manuel Traba, pero como si se tratase de una maldición del otro mundo, desde entonces se suceden las complicaciones, y el cementerio sigue comido por la maleza. El jardín de aromáticas que diseñó Portela ha quedado sepultado bajo las margaritas silvestres, las dedaleras y el carrasco. En esta época del año, las flores del tojo y la retama pintan la ladera de amarillo. Arriba, la carretera que lleva a los peregrinos al faro del mar tenebroso. Abajo, el acantilado donde todo se acababa. Y, a media falda, los 14 cubos de granito, aparentemente desordenados.
Todos ellos (con otros tres cubos algo más arriba: la sala de autopsias, el depósito y la capilla) componen el cementerio sin muertos más valorado del planeta, un cementerio marino pensado para seguir creciendo por la ladera.

 Finalista de los premios Philippe Rotthieer (2002) y Mies van der Rohe (2003), reconocido como una de las mejores obras funerarias del mundo por Oxford y alabado en unas 50 publicaciones especializadas, el cementerio de Portela sigue provocando rechazo entre muchos vecinos. 

Los mayores quieren sepultar a los suyos en un lugar "más acogedor".

Al alcalde, el trabajo "innovador" de Portela le gusta, pero no la ubicación. "Aquí la gente pasa la tarde en el cementerio. Aquello está lejos. En invierno, el temporal hace imposible ir, y en verano, los buses de los turistas no dejan llegar", dice. 
El de Portela es el tercer cementerio municipal que intentó Fisterra, "y ninguno cuajó". Hoy, el parroquial de Santa María das Areas, sigue siendo el único, caótico, camposanto. Hace mucho que no se vende nada, y cuando muere uno, incineran a su antecesor difunto. Lo malo es si mueren muy seguidos. "Yo, por si acaso", dice Nolina, "ya le estoy pagando la incineración a mis hijas". "¡Que hagan de una vez el cementerio donde está el parque infantil!", protesta su amiga Josefa, señalando la parcela de enfrente. La compró el Consistorio en los años treinta para hacer un cementerio, pero el suelo era muy duro... y ahora es un parque.
" El cementerio muerto" (11-05-08) .  Sílvia Rodríguez 



La idea


Ya han pasado más de diez años desde que este proyecto se materializó y el cementerio sigue siendo visitado únicamente por vivos: excursionistas, turistas y estudiantes de arquitectura. Los catorce cubos iniciales, que en este momento ya debería ser muchos más, siguen abandonados sin que nadie quiera estrenarlos. 
Seguro que le gusta ..."al  Cabo Finisterre, a la montaña O Pindo, a las islas de Lobeira y O Centolo, al Mar de Dentro y al Mar de Fora, a los marineros y a los pescadores que navegan esta costa", pero no a los que aquí han muerto ni a quien los ha de enterrar.


Mientras nadie se decide, de la propia naturaleza de la obra van surgiendo nuevos usos.


Decorado...













Zona de juegos... 




...O vivienda de ultimo recurso.


Desde hace dos meses, unos de los 140 nichos vacíos ya está, por fin,  ocupado. Santiago, un peregrino guiado por una estrella, se ha instalado allí: "Una noche dormí en el campo, vi una estrella y me dije, voy hacia ella". La estrella estaba en dirección noroeste y le llevó, después de pasar dos veces por Portugal, hacia Finisterre.





"La situación no es normal, pero si no hace daño, no tiene por que haber problemas, siempre y cuando no se quede mucho tiempo".

José Manuel Traba, el alcalde (3-11-11)


-¿Que me dice del okupa que vive en el cementerio de Fisterra que usted diseñó?
- Me parece un tipo muy inteligente y muy sensible, porque eligió un sitio fantástico para instalarse. Le envidio.

Cesar Portela, el arquitecto (13-11-11)





Vivan en  paz.


Más vídeos en Antena3


.

47 comentarios:

EMMAGUNST dijo...

Admiro a esa gente que se guía por una estrella, realmente los admiro.

A mí me parece bellísimo, lamento la desidia y que no lo puedan ver, que no se den cuenta...

En el 2009 estuve en Macchu Pichu, en lo alto de las laderas había (se veía desde abajo) muchos huecos visibles, allí enterraban horizontalmente y en altura a sus muertes...

un abrazo Blue

India dijo...

Conozco la historia porque, sería por casualidad, que leí un artículo de prensa y me creó curiosidad de saber más... En principio porque me fascinó lo bien que lo entendía (claro) y vendía el arquitecto... y luego, el querer escuchar las otras versiones del asunto...
Personalmente, no me gustan nada los cementerios convencionales, copia exacta de ciudades en vertical, apilando "vidas"... y me identifico más con la expresión de este arquitecto, queriendo darle algo distinto... Aunque para mí quiero directamente no ocupar espacio.
Pero me resulta curioso que nadie, absolutamente nadie, haya deseado enterrar ni ser enterrado en el lugar.
Achuchones!!!!!!!

Maia dijo...

¡Qué interesante! Y sí, no se puede vivir con miedo pero yo no lo puedo evitar que es que la muerte no me asusta pero la vida me da pavor. Capaz que si me hago peregrina se me pasa. ¿Tienes el número de teléfono de Santiago? Tal vez quiera compartir el nicho conmigo.

India dijo...

Maia, Maia, Maia... que desde que te leí esta mañanita la primera vez... tengo el reconcome de que estás de bajoncillo... Moitos acuchones!

Maia dijo...

India, la verdad es que no, estoy bien. Pero gracias igual por preocuparte :)
Achuchones !!!

Temujin dijo...

Parecen casas de Protección Oficial como las que quería hacer no se quien...Lo malo de este país es que se mira más joder al vecino que crear futuro y así nos va...

C C rider dijo...

Creo que ninguna obra de este arquitecto me gusta ni lo más mínimo. Pero esta en especial no me parece de las peores. Este año visité la zona da "costa da morte", sin llegar al dicho camposanto y el entorno, cualquiera que sea merece la pena para pararse y disfrutar. La situación política del municipio seguirá igual, considero también "okupas" a esos "elegidos" que se quedan en la poltrona municipal.

Saludos Blue.

Ágora dijo...

No encuentro mejor lugar para que descansen mis cenizas o mis cansados huesos. El proyecto es estupendo, lástima que el pueblo adscrito a rancias costumbres no lo sepan apreciar.

Un saludo Blue

Tripi dijo...

Pensaba que eso de la arquitectura funeraria era cosa exclusiva de los egipcios. En fin.

Yo tengo escrito que cuando palme me echen en un punto de esos de reciclaje, junto a cualquier montón de electrodomésticos viejos. Tiene su parte poética, ¿verdad?

Saludos, monada.

:Isza: dijo...

A mi me gustaria que me sepultaran ahi, prefiero ese lugar, cerca de la costa a los tristes y grises cementerios comunes...


saludos!

mariajesusparadela dijo...

Me encanta el cementerio.
Yo también viviría ahí, con esas vistas. Aunque supongo que un día de mar brava ha de ser terrorífico.
Soy partidaria de la incineración (incluso mi madre, muerta hace años, lo eligió, a pesar de sus 96) porque considero que es más limpio deshacerse por el fuego que que nos coman un montón de gusanos asquerosos. Pero a la iglesia no le interesa, porque la mayoría no van con su urna al cementerio y se les acaba el negocio de los responsos...

Genín dijo...

Sin meditar, sin razonar, sin tratar de entender, solo haciendo caso a la reacción que me produce al ver las fotos, a mi me dan una bofetada, no me gusta, eso golpea el paisaje, pero en fin, no descarto que sea como la cerveza que cuando la pruebas por vez primera no te gusta y luego te pones morao con ella...jajaja
Lo que si está claro es que esto es cosa de vivos, a los muertos les importaría un pimiento ser enterrados ahí...
Besitos y salud

Cheli dijo...

No conocia esa historia.
Salir de lo tradicional, algunas veces cuesta.
Un beso.

Blue dijo...

India, aquí los cementerios son algo muy especial y suelen estar en el recinto que rodea la iglesia. Este está en el fin de la Tierra, pero ¿que mejor sitio para descansar en paz, ja, ja?

Achuchones!!!



Maia, no sé si viste el vídeo hasta el final. Santiago ya compartió lecho y nicho con un par, ja, ja.



Temujin, que es muy bonitoooo...

;-)



CC Rider, pues a mi me suele gustar. En lo de los okupas municipales estuviste bordado, ja, ja.

Saludos.



Ágora, estoy segura que si se pudiera enterrar gente de otros municipios ya estaría estrenado.

Saludos.

Blue dijo...

Tripi, lo que dices tiene toda la lógica si te separan en partes: La chapa en el amarillo y las partes blandas (léase corazoncito) en el de orgánicos. Plástico no tienes, ja, ja. Sí, es buena idea y poética, claro.
Saludos.


Isza, estoy contigo, pero si la cosa sigue así acabarán reconvirtiéndolos en apartamentos de lujo, y en ese caso ya nadie pensará que está lejos. El problema seguro que está en que este sitio es más deseado por los vivos.
Besos.

Mariajesús, leí algo también, que viene a cuento de lo que dices. Decían que el cura no estaba muy interesado en los enterramientos en este sitio porque no cobraría por ellos (no encuentro ahora el enlace ni la explicación)
Bicos.


Genín, ¿si?..y a mí que me parece un sitio precioso...jajaja.
Besitos y salud!!!


Cheli, pues en otras cosas, como el luto, salimos rapidamente. Es curioso ¿no?
Besos.

India dijo...

Es curioso que a los que no les gusta, coincide que lo ven desde fuera... Y nusé si me da grimilla, notar que yo me he fijado más en cómo se ve desde el nicho en sí, en las vistas que se tienen desde allí, en horizontal... ;-)

Desclasado dijo...

Jajajajajaja. SNo siendo yo gallego me viene a la mente la frase "gallegada de principio a fin" para definir esta situación. No se me enfade la galleguería del blog que me resulta algo muy gracioso, como "muy gallego" de difuntos, cementerios, santas compañas, okupas muy vivos, etc.

Yendo al tema: pues a mí me gusta el cementerios, y eso que soy yo de cementerios victorianos y toda su parafernalia.

Qué cousas... Jajajaja.

Bicos.

Blue dijo...

India, pues a mi me gusta desde todos los ańgulos. Creo que es bonito para el residente y para los visitantes, ja, ja.

Desclasado, es que es muy gallego. Y no quería extender la entrada más, porque si pongo los comentarios que encontré en algún foro ya hago una novela, ja, ja.

Este es un cementerio esencial..minimal.
;-)

Bicos.

Gata Chopada dijo...

¡¡Yo lo estreno, yo lo estreno!!: Que me entierren ahí. ES IDEAL. Además, ¿tu sabes la cantidad de gente que me visitaría?
Mira, voy a dejarlo por escrito en el notario.

Por cierto qué gilipollas es la ojiplática, de verdad, pobrecilla. Desde que va de tia buena por la vida es que es inaguantable ¿no se da cuenta de cómo habla y las tonterías que hace?.
En fin. Un paisaje tan bonito y tenía que acabar con la insufrible Griso.
Aunque bien pensado, son distintos alicientes para que me entren ganas de morirme: Me mata la Griso, y me entierran en el cementerio del arquiteto pontevedrés (ay, pillina, pillina) Cesar Portela.
Huy que cada vez veo más claro que acabo mis días por allí.
Bicazo.

Blue dijo...

Gata, yo también pensé lo mismo cuando escuché a la ojiplática. Hacen la entrevista queriendo ridiculizar al peregrino, sin darse cuenta de que en el plató se puede hacer el ridículo todavía más. Quizás no le sentó bien que le llamara Marisa...que no la conociera, ja, ja.
Acaba donde quieras, pero ven vivita antes para disfrutar de las vistas!!!
Bicos.

India dijo...

La ojiplática sí lleva plástico jijijijijiji los morros que los tiren al amarillo juaaajuajuajuaa

Blue dijo...

¡¡¡Sí, si, que eso seguro que ni arde, ja, ja!!!

India dijo...

jijiijijijijii

Carmela dijo...

Yo tengo claro que no voy a terminar bajo tierra, prefiero mil veces que me incineren y si fuera posible terminar en el mar. Pero si por fuerza tuviera que elegir un sitio, ese me parece genial.
De momento, lo que me parece increíble es que la pelea entre alcaldes haya llevado a esta situación.
Bicos y Besos Blue, bien vivos

vera eikon dijo...

Como diría Edu, no hay prenda de ropa más cara que la que desde el primer día cuelga de una percha, dentro de un armario. Así que está claro, si aquellos para los que se habían cortado los patrones no les van a dar uso, bueno será "que alí se abrigue quen lle pete". Pero claro, asuntos como la muerte para los gallegos resultan especialmente delicados....Quizás dentro de 50 años...Es una lástima, como dicen por ahí arriba, es difícil pensar en un lugar mejor como última morada. Bico

Blue dijo...

Carmela, no sé exactamente el problema. Creo que no solo es por los alcaldes, y que realmente la gente no quier ir para allí. De todas formas, como dice el artículo, ya van tres cementerios y ninguno tiene éxito, todo el mundo quiere ir al de siempre.
Para mucha gente la idea de un cementerio sin cierre, o separado de la iglesia, es imposible de asimilar.
Bicos...vivitos, claro, ja, ja.

Vera, ja, ja, bien dicho, tengo alguna de esas en el armario.
Creo que los cubos de hormigón tendrán su día...habrá que esperar.
Quizás, al ver que un vivo se encuentra a gusto allí, se lo piensen mejor.
Bicos.

Pinta de Chocolate dijo...

muy interesante!!! :) inspiradora la historia!

Blue dijo...

Pinta, sí, además continuará...
;-)

Wendy dijo...

Me parece increíble, no conocía la historia y tiene mucha miga y muchos millones prácticamente en barbecho.
No seré yo quien le vaya a discutir al arquitecto su visión particular del tema pero creo que no hubiese estado nada mal que tratándose de algo que iba a ser utilizado por la gente del pueblo hubiese tenido en cuenta su forma de verlo ¿no? Quizás hubiese llegado a una solución más ajustada a la realidad y todo el mundo estaría contento. En ocasiones parece que vence la propia vanidad.
Así a primera vista muy hospitalario y cómodo no arece aunque desde luego es muy singular.
¿Qué cosas! :S
Bicos de asombro.

Frankie dijo...

El paisaje es precioso, como lo es toda la entera Galicia que viste de verde sensual(tooma) Pero esos cubos de cemento le sientan al panorama como una espectacular patada en los mismísimos. Da igual que ese paisaje tuviera X armonía y belleza visual, inalteradas desde el Neolítico (digo)

Da igual, porque como Portela E Insúa se pusieron de acuerdo y tienen el poder, pues ale, a tragarse unos bloques de cemento más frios y bastos que un pedrusco. Pero como eso es lo que más se acerca "al ser profundo" del Portela ese (ay, señor) pues nada. Si por lo menos se ahorraran la retórica poética...

Besos con cemento. Qué remedio...

Blue dijo...

Wendy, si cada vez que alguien diseña algo se tuviera que poner a consultar, todavía se complicaría más la historia, ja, ja, casi mejor que no.
No es un sitio abrigado, pero ¿que mejor lugar que rodeado de naturaleza?... en fin, se nota que a mí me gusta.
;-)
Besos.

Blue dijo...

Ja, ja, ja, Frankie, ¿como es posible que tú, hombre del siglo XXII, mente abierta donde las haya, no aceptes esto como "arte"?
Ejem...seguro que preferías un hotel bonito para unas vacaciones..eeeeh?, ¡pues no!
Besos...más duros todavía...con hormigón armado, ja, ja.

Kez dijo...

Blue, esta historia es más de vivos que de muertos.

A mí, los cementerios en general me gustan; este, también. Pero entiendo a los conservadores que estando vivos piensan que ese sitio no les gusta como para estar muertos.

Una vez hablamos aquí o allí de las ideologías. Salieron las amebas de paseo. Pero aquí y ahora es obvio decir que los muertos no tienen ideología. Algunas estaréis contentas, ¿no? jajaja,

Bicos vivos ricos,

fiorella dijo...

Hace años había visto esto del cementerio en un documental o algo así, es muy original. Yo lo veo y me dan ganas de sentarme a mirar el mar en ese pasto tan verde y en silencio. Lo veo màs como una expresión artística que como morada final,la verdad.Un beso

Blue dijo...

Kez, tenemos un problema: aunque pidamos nuestras "últimas voluntades", el que finalmente decide sobre nuestro enterramiento es otro, y ese lo hace según su...¿ideología, ja, ja?, por eso la única elección que nos queda es enterrarnos vivos según nuestra propia...(no lo digo ;-)
Musutxuak.

Fiorella, ahí está el tema, lo ideal sería encajar esas dos cosas...y ¿por que no, si realmente puede cumplir su función?.
Besos.

Guinda dijo...

Hay cosas que no se pueden imponer por muy buenas que sean si el destinatario no las ve como tales.

A mí me gusta el sitio, (como viva): para visitar seres queridos (enterrados) es una pasada, con esas vistas y el ruido del mar... pero suscribo la opinión de Frankie respecto a lo mal que le sienta al paisaje. Claro que entre un hotel como dices tú -o la casa de dudosa legalidad urbanística de cualquier caprichos millonetis- prefiero el cementerio.

Besos

PD. Por cierto, el vídeo de la ojiplática no puedo verlo.

fiorella dijo...

Sin duda Blue.Un beso

:Isza: dijo...

Blue: seguro que será deseado mas por los vivos, pero vamosss!! quien quiere vivir en un cementerio! eso es para cuando ya no "vivimos" que dejen a la gente descansar en PAZ :)

Besos

Blue dijo...

Guinda, creo que para que este llegue a aceptarse solo hace falta una cosa: tiempo. Otros ejemplos me hacen sospechar que puede ser así ¿Cuantas cosas no fueron aceptadas en su tiempo, y sí lo fueron después?.
No sé por qué no puedes ver el vídeo..y es una pena porque verías lo contento que está Santiago en su nueva residencia, claro que cuando llegue el crudo invierno...ja, ja.
Besos.

Isza, es una broma, claro, pero si alguien le saca utilidad, bienvenido sea.
;-)
Besos a las tres.

Guinda dijo...

Blue, ya he visto el video (lo he buscado en google), y a Santiago y a la "ojiplática" y al resto. Qué razón cuando dice que para los del interior es un sitio perfecto para disfrutar del mar... Dice palabras sabias el chico El nivel de la conductora del programa para entrevistar y comentar es más bien justito.
Santiago se buscará una residencia de invierno o conseguirá que le instalen el gas, jaja, o volverá a la Mancha si ha encontrado el sentido que está buscando. Y alomejor el ayuntamiento (en espera a que pase el tiempo para que sea cementerio, tienes razón que es lo que hace falta) decide sacar partido y hacer una residencia de verano para quienes quieran disfrutar del mar desde que abren los ojos por la mañana.
Un abrazo

Blue dijo...

Muy bien, Guinda, ja, ja, veo que eres insistente.
A mí el tono burlón con el que comentan los tertulianos no me gusta nada, pero parece ser que las benditas audiencias es eso lo que piden.
Santiago no resistirá allí el invierno. Es una costa muy azotada por la lluvia.
Pero, hasta donde pueda, seguiré informándome de esta historia. Tengo curiosidad por saber como queda, ja, ja.
Y respecto a la obra pienso como tú; ya que costó bastante, habrá que sacarle alguna rentabilidad...y si no es para cementerio, valdrá para otra cosa.
Un abrazo.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Es conmovedor, sencillamente. Y no puedo decir más, porque nada sé de estas artes...un abrazo.

Blue dijo...

Curiyú, no importa, los usuarios siempre pueden opinar.
Un abrazo.

Gata Chopada dijo...

Boas noites Reina.
Venía a ver si todavía estaba libre el nicho que me he elegido yo, y veo que sí. Ahora cuando me contraten, me compro uno, pero ¿están a la venta?.
Bueno da igual. Voy a soñar con las inconmensurables costas de Costa Da Morte, donde me enamoré de mucha cosa galega.
Bicochones.

Blue dijo...

Gata, lo bueno es que, como ni se compra ni se vende, sale gratis. Hay que okuparlo, ja, ja.
Bicos.

Alamut dijo...

Blue, gracias por acercarnos tan interesante historia. Quizá la apropiación de la naturaleza de tan impresionate obra redondee la obra de Portela. Ahora, a mí, me apetece ir allí y hacerme vecina de Santiago.
Bicos

Blue dijo...

Alamut, ¡hola!. En los buenos proyectos ocurre así, pero ya ves que no todos pensamos igual, ja, ja.
El sitio es espectacular y la verdad es que si no llega a ser utilizado como cementerio deberían buscarle otros usos y no dejarlo en este estado de abandono. En fin...
Bicos.