domingo, 29 de diciembre de 2013

Sin garantías







1. Ríase con la boca abierta. Reflexione un poco, eche la vista atrás y dígame que no es para reírse: el anuncio de la Lotería, el de Campofrío; el ministro del Interior encomendándose a la Virgen; el ministro de Justicia encomendándose a la Virgen; la ministra de Trabajo encomendándose a la Virgen; los de UGT comiendo gambas y falsificando maletines en China; un señor del PSOE —que estaba presente cuando metían a los animales en el Arca— hablando de «renovación»; un político del PP haciéndose fotografías con los cojones de un ciervo en la cabeza; más señores del PP haciéndose fotos brazo en alto (en la clásica posición de «¡taxi!»); eurodiputados votando en contra de volar en turista (¿ven como no es tan difícil lograr el consenso en política?); diputados del PNV y CIU votando junto al PP una ley que permite que los guardias de seguridad de Zara e Intimissimi (o los de Desigual) investiguen altercados callejeros, le registren, le identifiquen y le den dos hostias (si es menester); banderas, banderas y más banderas; gente que se llaman «nazis» los unos a los otros día sí y día también; tertulianos expertos en actividades sísmicas, radiactividad, política, orquestas de verbena
   [...]

2. Lea un poco, aunque sean las etiquetas del Súper. Así no comprará más pan Bimbo caducado. Lleve siempre un libro encima:
1) le ayudará a evitar conversaciones indeseadas 
2) le conferirá un aura de intelectual (procure que no sea la biografía de Zapatero
3) sentirá usted que posee algo 
4) en caso de emergencia siempre puede leerlo. 
  
[...]



3. Hable con desconocidos (salte al consejo cuatro si no es mayor de edad). Los desconocidos son una gran fuente de sabiduría, especialmente si uno los conoce en bares a altas horas de la noche. 
[...] En general, los colectivos reaccionan muy bien a las excentricidades, así que es bastante probable que se convierta en alguien popular, amado y respetado, como Bimba Bosé o Cayo Lara. Cuando haya alcanzado ese estatus puede abrir un blog, una cuenta de Instagram o de Twitter. Piense que las mujeres sin tabúes, los machos de verdad e iFilosofía son estrellas en ciernes y que si no puede usted ser popular en la vida real siempre le quedarán las redes sociales. Y recuerde: en Twitter puede ser usted el/la desconocido/a más popular del mundo. Y ES GRATIS.

4. Vaya a todas las reuniones de vecinos y haga propuestas absurdas. Por ejemplo, proponga (enfurecido) que un cura vaya rellano por rellano echando agua bendita porque se oyen voces y alguna vez hasta ha escuchado claramente el Ave Satanis de Jerry Goldsmith. Añada —murmurando y con la mirada perdida—: «Satán habita en esta comunidad». Mencione en voz muy alta a Iker Jiménez si es necesario. Las reuniones de vecinos son muy aburridas, estamos en 2014 y discutir sobre si se debe (o no) pintar la fachada es un auténtico coñazo. Es su hora de innovar y convertir su edificio en un delirante guirigay.
[... ]

5. Si tiene un amigo gilipollas, ahora es el momento de dejarlo. Sí, todos tenemos uno de esos: el listillo, el comediante de medio pelo, el que le guiña el ojo a todo el mundo, el que hace cinco triatlones al mes. En 2014 líbrese de él. Confíeselo, ya no lo soporta más pero es usted buena persona y tiende a sentirse culpable y a mezclar eso con una extraña concepción de la responsabilidad. Por eso aunque no le llamen, sigue usted llamando, organizando cenas y fingiendo que le hace ilusión. Con un sencillo consejo puede usted empezar el año libre de polvo y paja: conviértase en un excéntrico. Cuando quede con su amigo, el gilipollas, háblele de lo mucho que le preocupa el tráfico de escabeche y la bajada cualitativa del semen de los monos de Sumatra. Cuando haya más personas presentes sea más discreto, tráigale una copa y dígale al oído: «Esta noche han entrado en España mil barriles de escabeche. Flipa». Se trata de minar su moral, convertirlo en un paranoico. Cuando él, finalmente, entre al trapo, finja que no sabe de qué le está hablando. Si lo hace usted bien en tres meses se producirá un cambio de roles: de repente el gilipollas será usted y tendrá la sartén por el mango.
[...]

6. Invente excusas originales, mienta con elegancia. La verdad está sobrevalorada, todos lo sabemos. El ejemplo más clásico es cuando alguien a quien no le importamos un pito nos dice «¿cómo estás?». La respuesta de cortesía es «bien, gracias». Lo que deberíamos contestarle es «pues mal, ayer discutí con mi pareja, tenemos problemas de pasta, al niño le han pillado vendiendo heroína en el parque y la niña le ha arrancado los ojos al hámster. ¿Me puedes dejar mil euros?». Y la respuesta auténtica, la verdad: «¿Y a ti qué cojones te importa si no me conoces de nada?».
[...]

7. Vea cine en el cine. A menos que tenga una pantalla de ocho mil pulgadas. Entonces puede quedarse en casa.

Aportación de David: Vea cine en el cine, pero solo cine español, y cada 10 minutos diga a grito en alza "esta película es mía también porque yo la he subvencionado". Pero si no aguanta el cine español, cada 10 minutos en su sesión hollywoodiense grite: "Buñuel, Buñuel, ¿por qué nos has abandonado?" Cambie el nombre del director en cada grito, pero evitando siempre el nombre de directores americanos (no, tampoco valen los que emigraron a jolibú)".

8. Dedique más horas al sexo. Lo demás es problema suyo. Nada de niños, ni cadáveres, ni animales. Puede usted mantener relaciones sexuales con muebles si así lo desea. Chupe, huela, pellizque, lama y muerda. Y encienda la luz, coño.

9. Vaya a Bankia y pida un préstamo personal de diez millones de euros. Póngase su mejor traje (si no lo tiene, lo alquila), hágase con un maletín y diríjase a la oficina de Bankia más cercana (la reconocerá por los carteles con la cara de Heidi o Marco —hay que ser miserable para venderte algo con esos dos—) y pregunte por el director. Una vez en su despacho diga que necesita pedir un préstamo personal. El director sacará unos documentos y empezará a tomar notas. «Necesito diez millones de euros», le soltará usted. Verá como el hombre (o mujer) sufre un cambio sustancial de actitud. Usted aún no lo sabe pero él está valorando qué clase de persona tiene delante. «¿Para qué lo quiero? Putas y cocaína», añadirá antes de que él/ella tenga tiempo de preguntarle. (Si es usted mujer cambie putas por «gigolós» y «cocaína» por «MDMA» y tan ricamente). A partir de aquí los hechos se precipitarán. Él/ella le pedirá que se vaya de su despacho. Usted abrirá el maletín y sacará unos Intervius y dirá que tiene avales. Un señor de seguridad le agarrará por las axilas y es entonces cuando usted abandonará el banco haciendo aspavientos y levantando la voz. «¿Y mis putas? ¿Mi cocaína?» (versión femenina: «¿Mis gigolós? ¿mi MDMA?»). Una vez en la calle quéjese de las preferentes, busque el apoyo popular. Qué cojones, reivindíquese: estos ladrones nos han robado treinta mil kilos, así que usted quiere señoritas/itos de moral laxa y un par de kilos de droga, que se los den y punto. Eso sí, luego no sea tacaño e invite a los amigos/as. Si llama usted a Jot Down le darán mi teléfono: acuérdese también de mí.


10. Piense mal. Si modera usted las expectativas y piensa que todos/as los/as que le rodean son unos completos imbéciles verá que su vida se vuelve especialmente luminosa. Muchos/as le sorprenderán, puede que se enamore, que su vecino se revele como un tipo estupendo, que la cajera del Lidl le sonría en lugar de mirarle/la con cara de asco (Nota: este comentario debe estudiarse en un contexto humorístico y en ningún modo implica que todas las cajeras del Lidl miren a todos los clientes con cara de asco —aunque sí a algunos, especialmente los lunes—). Si es usted pesimista y no espera nada de nadie es posible que 2014 sea un año fantástico. Si por el contrario prefiere sonreír como un idiota y abrazar hasta a las farolas la humanidad le consumirá como las llamas del infierno y acabará en una habitación acolchada hablando con un amigo imaginario llamado Ismael. Desconfíe y sea feliz.




       "Decálogo inútil para afrontar sin garantías el 2014" (completo). Toni García Ramón.








Feliz Año a todos.


29 comentarios:

David dijo...

Bueno, algunas tenían gracia, pero luego ha ido perdiendo gas (para mí, ¿eh?). ¿La 7 de qué va? Parece que cuela una seria entre tanta coña.
Yo la hubiera puesto así.
Vea cine en el cine, pero solo cine español, y cada 10 minutos diga a grito en alza "esta película es mía también porque yo la he subvencionado". Pero si no aguanta el cine español, cada 10 minutos en su sesión hollywoodiense grite: "Buñuel, Buñuel, ¿por qué nos has abandonado?" Cambie el nombre del director en cada grito, pero evitando siempre el nombre de directores americanos (no, tampoco valen los que emigraron a jolibú)


Pero sí...Feliz año (a los que se lo merecen; a muchos de los que menciona en el 1... que les den).

Un saludito.

Blue dijo...

David, sí, no todos los puntos tienen la misma gracia, pero no era cuestión de mutilarlos, jaja.

Pues...me ha gustado tu aportación y la incorporo. Va a mejorar bastante.

Feliz Año.

Un abrazo.

David dijo...

Jaja. Blue, no hace falta... Déjale al autor que vea su texto íntegro tal cual está.
Es mejor que hagas tú tu aportación en una entrada "original".
Sobre esta y el texto de Toni García... A pesar de los comentarios que dicen en Jotdown que es divertidísimo y que si esto y lo otro, ya te digo que a mí no me lo parece tanto. Pero bueno, esto es lo de siempre. Cuestión de gustos.
Un abrazo.

Blue dijo...

A ver si lo edito para que no quede con ese fondo tan blanco, jaja.
Las aportaciones vuestras son lo que vale.
;-)

Genín dijo...

:))
¡Feliz año, guapa!
Besos y salud

fiorella dijo...

Jajajaja. Tiene un par de perlas que son para reírse más aún: punto 6:..."nadie podría dudar de su innegable talento para mentir y manipular, que al fin y al cabo, son formas abstractas de la verdad."
Hay más, esta me encantó,jajajaja. Me gusta este tipo de humor ácido, irónico y que nos pone de cara a la realidad y también, por que algo tiene de sano consejo: salirse de lo correcto, lo que queda bien, etc...transgredir es muy liberador. FELIZ 20..., buenos deseos sin fecha e caducidad!!!.
Un beso.
P.D. las tortugas leen Jot Down también eh?...me acaban de invitar a un grupo de google+ que versa sobre comida virtual y sobrepeso.

Blue dijo...

Feliz año, Genín.
Salud y besos...por orden, jaja.

Fiorella, el horno no está para muchas risas, pero eso no puede faltar.
El humor es muy buen conductor ¿verdad?
Me estoy celando de que cuides tanto a las tortugas, jaja.

Que tengas un feliz año, que te traiga lo que quieres y no te traiga lo que no quieres.
Un abrazo.

Ardid dijo...

Yo me he reído un rato. Por lo menos, haría la vida más interesante. :P
Que el 2014 tus sueños pasen a ser una realidad. xoxo

Blue dijo...

Bienvenida, Ardid, muchas gracias. Igualmente.
No tengo muchos sueños para no estrellarme.
;-)

Yeka dijo...

Feliz año!
Por un cielo más azul!
Abrazo!

mariajesusparadela dijo...

Tengo la certeza de que, aparte de tus seguidores, de mis amistades, nadie ha leído el decálogo, pero te juro por todos los dioses que cadda vez que le pregunto a alguien "¿qué tal?" me suueltan retahílas como la que aconseja ese tio...y aguanto el chaparrón como una santa. En el catorce, en vez de preguntar qué tal, dire simplemente hola.
Feliz año, Blue querida.

Blue dijo...

Feliz año, Yeka. Sigue así.
;-)
Un abrazo.

Mariajesus, sí, ya sé que son muchas letras juntas para la entrada de un blog, por eso las recorté algo, pero ni con eso, jaja.
¿Quieres decir que te cuentan todos sus males?...mmm, eso es porque eres buena "escuchadora"
Yo saludo con "buenos días" o "qué tal" según el grado de confianza y distancia, jaja.

Feliz año y que sigas disfrutando de tu reino de Paradela.
Bicos.

Carmela dijo...

A la 4 ni caso, jajajaja, de eso siempre me escapo, le toca a él :). Lo de la luz encendida....bueno una media luz también está bien, no? jajaja
Te deseo lo mejor para ti y tú gente, Blue.
Muchos Bicos!!! y Feliz Año

marcela dijo...

Mira, está bien pero no es para tirar cohetes. Hay mucha más ironía en cualquier declaración de los que mandan.
Ayer mismo iba por la carretera y vi el nuevo anuncio de Bankia que decía "Empecemos por los principios"
No me digas que no tienen humor de ese que hiela la sonrisa.
Por otrop lado te diré que amo a los animales porque no se ríen. ya me lo habrás leído.
Besos, corazón

Blue dijo...

Carmela, hago lo mismo, jaja.
Feliz año para ti y los tuyos.
Un abrazo.

Marcela, jaja, igual que Novagalicia. Ahora no recuerdo el slogan, pero es algo muuuuuy amoroso.
Los animales no se ríen, pero en cambio se alegran. Como son serios no les gustan los chistes.
Un abrazo.

Il Gatopando dijo...

Por el momento, para el 2014 yo me conformo con aprender a hacer croquetas. Pillarle el punto de consistencia preciso a la masa es mi objetivo.

En cuanto al texto, solo una objeción al punto 2-2. Lucir hoy de intelectual no mola en un tiempo en que la ignorancia copa todas las portadas.

Saludos... y feliz año

Cabrónidas dijo...

Gracias, Blue. Igualmente.:)

Blue dijo...

Está bien Gatopando, objetivos razonables, jaja.
Yo solo pido que me deje como estoy y no me traiga lo que no quiero.

Feliz Año.

Cabrónidas, se va el 2013, por fin, jaja.
Feliz año, aunque me repita.
;-)

Dr.Krapp dijo...

Buen decálogo si señora además te permite unas risas y no como ese coñazo de los Diez Mandamientos que hay que escribir con mayúsculas desde que protagonizó la película Charlton Heston.
Buen Año, que lo de la felicidad ya va integrado en el pack de la bondad. Espero que sea un tanto disparejo con respecto a este monstruito que se muere esta noche.
Unha aperta

Blue dijo...

Esperemos sin desesperar y a ver si es verdad.
;-)
Apertas, Dr. Krapp, feliz año.

Lula Fortune dijo...

No está mal para empezar... Un año da para mucho. Muchos besos y feliz 2014

Lula Fortune dijo...

No está mal para empezar... Un año da para mucho. Muchos besos y feliz 2014

Antonio dijo...

¡Feliz 2014, Blue!

India dijo...

Ni posibilidad de devolución... esto es... ir haciendo como se vaya pudiendo y en evaluación continua jeje
¿Viste qué hicieron en Nueva York? colocar una destructora de papel y cada cual escribía qué dejaba atrás... y au... símbolos todo... y el caso es que los años, creo, pasan por dentro igual que construyen y destruyen por dentro... uops!
Tú tienes retanca para atacarlo y esquivar y defender e improvisar... ;-)

Abrazo fuerte, Blue

Blue dijo...

Gracias, Antonio, feliz año para ti.
;-)

India, no, no lo vi, pero si con picar papel se dejara atrás lo que no se quiere...jaja.
Lo de la evaluación continua sí que es cierto. En eso estamos todos. Y con castigo si no sacamos buenas notas.

Un abrazo achuchado.
;-)

Frankie dijo...

Conozco a uno que ríe con la boca muy abierta y que consigue ser una visión denunciable y perseguible. Pero tb los hay que suenan como música celestial. Por lo tanto, el corolario y consejo sugeridos serían: Asegúrese de poseer una sonrisa higiénica y telegénica o absténgase de risitas, querido.
Eso sí,lo de abandonar gilipollas es una recomendación bendita, jajajaja.

Besos noveañeros, wapi.

Blue dijo...

No abandones este blog, Frankie, tus risitas son de las buenas y saludables, jaja.

Besos, milord.

Temujin dijo...

No te preocupes, en todo caso, si esto fracasa o no podemos llevarlo a buen puerto, siempre, siempre, siempre nos quedará el anuncio de Loteria de este año, nuestros corazones nunca volverán a estar solos..él y ella, e reconfortaran..

Me ha gustado mucho, sobre todo lo del amigo gilipollas, jajaja..

Blue dijo...

Temujin, si te gustó lo del amigo es porque le pusiste cara, jaja.


Besos.