sábado, 7 de diciembre de 2013

Trayectos de escultor





El desamor, por mi experiencia y observación - por mis anotaciones en un cuadernucho que compré en una tienda de productos étnicos- empieza por ser una masa informe, cuya forma final, el potencial desamado presente,  no acepta; y  va cambiando con trayectos de escultor con la esperanza de convertirse en otro objeto cualquiera  como una jarrita inofensiva o un centro de mesa mustio. 

El tiempo no ayuda porque cuece este tipo de masas, contribuyendo a su solidificación. 

Además -esto según mi experiencia, mi observación personal y mis anotaciones en el cuadernucho, claro, claro: lejos de mi intención estar aquí para dictar leyes sobre el asunto-, la masa del desamor tiene una hija-de-puta de una especie de memoria intrínseca de la forma definitiva que debe tomar, que la hace caminar hacia ella con tanta convicción, que el desamado, que aún no lo es, no se librará de serlo por más que la intente moldear con manos sutiles o, en un estadio más avanzado de solidificación, desbastar a martillazos.


"Uma história de desamor treze vezes". António Gregório






Ron Mueck y su "Spooning Couple"


38 comentarios:

David dijo...

La escultura es superrealista. Pensaba que era a "tamañonatural, Y poco más, porque el texto se me hace un poco "eeeeeeeh"
Pasa muy buen fin de semana.
Un saludito.

Blue dijo...

Sí, más que realista, jaja. Hace esculturas donde lo único que no es real es el tamaño; unas veces por pequeño -como este caso- y otras por demasiado grande, como este. Nunca tuve ocasión de verlas, pero me gustaría mucho.
Buen...¿"finde"?, jaja. No, no, fin de semana.
Besos.

Cabrónidas dijo...

A mí, el texto me ha parecido de "crack".

Blue dijo...

¿Te gustó?
A mí también me parece bien esculpido. O escupido.
;-)

Genín dijo...

Hubo un tiempo en que yo disfrutaba con esa postura, aunque indefectiblemente, por lo general, termináramos rompiéndola y haciendo un ejercicio saludable que recomiendo a todo el mundo con entusiasmo :))
Besos y salud

Blue dijo...

"La cucharita" siempre fue una postura con peligro, jaja.
Besos y salud.

David dijo...

Supongo que el tipo que está sentado no es una escultura (jaja)
Eh! A mí finde o fin de semana me da igual. Además, ya sabes que en los comentarios no cuido mucho esas cosas (añade más risas).
Lo dicho. Buen "finde" o "fin de semana" ;-)

fiorella dijo...

Se me presentó el hiper realismo, hace bastantes años, de la mano de Muek. No conocía lo hiper en el arte. Hasta no hace poco hubo una exposición en Buenos Aires. Tiene obras que impactan, por su "realidad", su tamaño. Las veo y me cuestiono esta realidad, su tamaño, nuestro tamaño. El texto es denso, como el desamor...duro, árido. Un beso

Blue dijo...

David, alguna vez dan ganas de sentarse en uno para ver si se queja y es real, jaja.
A mí lo de finde me repatea, pero acabará siendo correcto, ya verás.
;-)

Fiorella, su última obra impactante, según me comentó Marcela, es un pollo colgado boca abajo, supongo que enorme.
Y bueno, algo de eso que dices pasa con los hijos (no a tanta escala) y es que al crecer parece que empequeñecemos, jaja.

Besos.

Cheli dijo...

Impresionante, pero la mas grande me impresiono mas....la piel, el pelo, hasta los ojos.....
Admirable.

Besos.

Blue dijo...

Pues echa una ojeada, Cheli, tiene un niño pequeño gigante en cuclillas que da miedo.
¿Te imaginas tus gatos así? jaja

Besos.

Maia L.B. dijo...

Habrá que esculpir el amor a consciencia de que hay esculturas, materiales, herramientas, más frágiles que otras. Y luego limpiarlo, cada tanto, con trocitos de algodón embebidos en el rocío de alguna mañana para no arruinar lo que se modeló, con manos amorosas,durante la noche fría en el cálido taller.Quizás así la escultura dure más tiempo sin romperse.

Blue dijo...

Maia, los materiales duros también son frágiles. Lo ideal sería un bronce, pero claro, para eso hace falta un molde y ¿quién está seguro de qué molde quiere?, jaja.
Besos.

mariajesusparadela dijo...

"La masa del desamor tiene una hija-de puta..."me encanta y es tan duro como real: la memoria y el miedo.

La escultura, hasta que la ves abajo, efectivamente la imaginas a tamaño real.
Como la vida. Pero vista en comparación con la realidad del autor, empequeñece. Como la vida.

marcela dijo...

Yo creo que el texto es inmejorable, y las esculturas demasiado impresionables. Conozco mucho a este artista porque dóde vas lo encuentras. Y de pura realidad son más falsos que todo amor que acaba en desamor. Sinceramente, yo creo que el desamor da la medida exacta del tamaño del amor.
Y pienso que llega porque es como una estufa: si no le echas leña se apaga.
Cuidas tus entradas con amor, así que cuando no esté mi comentario, la culpa es mía; por desamor.
besos

Tripi dijo...

Tiene muy mala pinta esa parejita...están como verdes y acerados. Um, eau de Formol?

Hola Blue, monada¡

Blue dijo...

Mariajesús, no mandamos ni con los sentimientos ¿no es cabreante?
Bicos.

Gracias, Marcela, pero no creas, este blog también está un poco siliconado.
Sé que estás aunque no aparezcas.
;-)
Besos.

Hola, Tripi, qué bueno que viniste.
Lo peor no es que sean verdes, lo peor es que deben estar fríos como lagartos...brrrrr.
Ahora que cerrasteis la puerta de casa, espero que vengas de vez en cuando a saludar ¿eh?. Me alegraré.
Besos.

Darío dijo...

Desbastar, y ahí me quedo, medio trabado, medio atravesada la garganta por un vidrio...
Un abrazo.

Blue dijo...

Dario, desbastar devagar, desbastar despacito ¿recuerdas?
Es el trabajo bruto del escultor, pero con resultados delicados.
Un abrazo

Il Gatopando dijo...

Por otro lado, aseguran que quien no ha sufrido desamor no posee una experiencia plena de la vida. No es un ser completo.

En cuanto a la escultura de la que habla el escritor yo diría que se vuelve por fin invisible -o cuando menos remota, semitransparente- solo una vez surge otro amor y emerge así una nueva figura que la remplaza.

Saludos

Maia L.B. dijo...

Supongo que lo mejor en estos casos es la ductilidad...coincido contigo. Es más, creo que allí radica la fueza, en general, para todo.
Besos maleables, pues. Adáptalos a tu mejor necesidad ;)

Blue dijo...

Gatopando, nunca lo había pensado desde ese punto de vista, pero puede ser. Cuece y enriquece.
;-)
Saludos.

Maia, nos vamos a malear, jaja.
Besos.

Frankie dijo...

Muy realistas esas esculturas. Por lo que dice Marcela, te las encuentras por donde quiera que expongan arte, así que da un pelín de miedo ir por ahí de galerías, jope.

Y en cuanto al texto, muy bonito, muy sentido. Se nota que es un escultor que no busca la belleza sino, más bien, el realismo duro. Esa plaga tan aburrida, jajaja.

Besos domingueros.

Blue dijo...

Bueno, Marcela sabe donde encontrarlas. Yo, aunque quiera, no puedo verlas si no es desde este aparato. Y gracias, jaja.

No sé si existen los textos sentidos o los sentidos nos engañan. Igual es todo silicona, como la escultura.

Besos, Frankie

India dijo...

Ehmmm ... me viene una pregunta: ¿será el amor basado en el desamor?... digo... ¿el amor será consecución de desamores que hacen real la idea del amor?... digo, en plan escultura, la materia, el espacio... precisa una de otro, sí? me lío... Me refiero a si el amor puede ser por el desamor, la sensación de no tenerlo o de perderlo, lo que hace que se sepa qué s el amor ¿?
Achuchones!

Blue dijo...

Quieres decir que no es el desamor el que tiene memoria intrínseca sino que es el amor el que tiene miedo intrínseco del desamor.
Miguel Angel decía cosas muy bonitas de la escultura. Decía que cuando veía un bloque de mármol ya notaba la escultura dentro y el lo único que hacía era liberarla. El desamor también puede ser un bloque informe que tenga al amor aprisionado ¿o no?
Cómo filosofamos en domingo ¿eh?, jaja.
Y eso que acabo de notar un pequeño temblor...brrrr.

Achuchones!!!

India dijo...

Lo de Miguel Ángel lo había leído y me cuesta menos de entender jajaajajajaja

Imagino que se siente desamor si se creyó de verás en un amor, y que quizás, sea en el momento del desamor... cuando más fuerte se siente lo que era el amor... pero todo preguntando, que ni idea...

Temblor?

Blue dijo...

Ah, pues como siempre, solo se valora el paraíso cuando te expulsan de él.
Si, un temblor hace un ratito, pero nada que ver con el amor, jaja. Unos segundos, pero lo noté.
A ver si dicen algo en el telediario.

India dijo...

Eso si te gustaba estar en el paraíso... claro ;-)

Pues estaré pendiente de las noticias! cachis... si hubiera sido relacionado con el amor... jejejeje
Achuchones, Blue...

Blue dijo...

Siempre que hubiera algo más que comer que una manzana...y algo más de ropita, jaja.

Sí, lo vi en la página del IGN. Fue cerca de las 8 y de magnitud 3,0. Poca cosa, pero da miedín.

Achuchones temblorosos!!!

Frankie dijo...

Terremoto, mon dieu. Me creía que te referías al frío, Blue, brr. O al desamor dichoso, que te alcanzó como a una masa informe de esas, jajajajajaja, que me tronchoo (...risa de el Joker...) Naa, asco de lunes que viene ya. Voy a ver si me esculpen en pelota picada, como a los fulanos esos de las fotos.

Besines (otra vez)

Blue dijo...

Nada, ni se movieron las tacitas ni se me recolocó la sesera. Todo sigue en desorden, jaja.

Besos, malvado.

Mariluz Gonzalez Hidalgo dijo...

Impresiona un pelín tanto realismo. Bueno, a mi me ha dado repelús...
solo de imaginar esos brazos y piernas llenas de pelos me da nosequé. El tamaño, en ese -y muchos casos- sí que importa :P

y el desamor, o mejor dicho, el miedo al desamor nos aboca irremisiblemente al fracaso del amor.

Buena semana. Un beso :)

Carmela dijo...

Las esculturas, impresionan, la verdad, y ya si las ves a su tamaño real, ni te digo!! El texto bastante contundente, amor/desamor, masa informe que avanza...me quedo con las últimas palabras: desbastar a martillazos.
Y sobre todo me quedo con la pregunta que le viene a India, con su primer comentario, :))
Besos, Blue

Dr.Krapp dijo...

Impresionante. Es una pena que no te enseñen estos asuntos artísticos en una Escuela de Artes y Oficios o en un curso de Posgrado.
Además ¿por qué sacrificar toda una vida dedicada al desamor por una mierda de momentos de amor correspondido?

El Mar No Cesa dijo...

Guauu! eso es una escultura? si, muy adecuado el texto... entendible... mucho. Supongo que es un sentimiento bastante universal. Complicado...
Pero tu siempre logras transmitir a la perfección esas ideas tan complejas feitiña!
Un abrazo.
Mar.

Blue dijo...

Mariluz, tenías que ver la del feto gigante, esa sí que impresiona.
Buena semana.

Carmela, quedémonos con las preguntas, que respuestas hay miles y no se sabe cual es la acertada.
Besos.

Dr Krapp, me hiciste reír, jaja. Hay que ser prácticos.
;-)
Besos.

Gracias,Mar. Sí, están hechas con silicona, resina, etc. Ya ves cuando frasquito hay alrededor.
Biquiños.

Yeka dijo...

Me gustan mucho los trabajos de este autor, los ojos, las miradas son lo que más me impresiona y gusta. Claro nunca los he visto en directo, solo fotografías, pero ahhhh, cómo me gustaría apreciarlos en directo!
Y yéndonos al tema de hoy: escultura y amor, parecieran simpatizar muy bien :)
Beso!