sábado, 10 de mayo de 2014

Oda a Astor Place

Nina Leen. A young woman napping on her balcony (New York, 1959s)


Recuerdo el día que te vi por primera vez. "¿Te espero debajo del cubo?", dijo alguien. Y, efectivamente, allí estabas. ¡Qué excitante me pareciste! Supe entonces que en la ciudad había un lugar para mí. Lo curioso es que no destacabas por nada especial, hasta el punto que no sabría precisar qué es lo que me atrajo de ti. Supongo que algo había en el aire, detalles imperceptibles que transmitían en conjunto una ilusión reconocible, próxima, atractiva, sugerente, como si tararearas distraídamente una de mis canciones favoritas, o a lo mejor te sorprendí leyendo ese libro que tenía olvidado. Intuyo que me miré en tu espejo y me devolviste una imagen en la que salía favorecido. Y me gustó tanto tu luz, tan brillante, tan prometedora, iluminando Lafayette, Bowery, y me sugeriste tantas cosas sin tú darte cuenta, tantas ideas y hasta decisiones...
Sin embargo...


"Oda a Astor Place". Sergio Sánchez-Pando.



Sin embargo lo que viene después no son puntos suspensivos sino el final de este relato. Le preceden y le siguen otros, y todos bajo la mirada de quien se pasea por una ciudad muy viva con los ojos bien abiertos y la capacidad de emocionarse intacta.


Felicidades, Gatopando.


18 comentarios:

Maia L.B. dijo...

Felicidades a Gatopando y mucho éxito.
Y para ti, chica azul, besos.

David dijo...

Pues felicidades. Me gustan foto y texto.
Un saludito, Blue

mariajesusparadela dijo...

Tambien a mi me encantan foto y texto.

Darío dijo...

Me gusta!!! Tiene mucha luminosidad y música. Un abrazo.

India dijo...

... con lo que me gustan a mí unos puntos suspensivos... y me has dejado la miel en los labios... y... ay! búscolo ya!

(Entienddo que es un amigo que publica... lo que es digno de un enhorabuena inmenso, por su valía, por la publicación y por tu amistad! Enhorabuena!)

Un abrazo,

marcela dijo...

Me parece muy atrayente porque no hay final, y los finales buenos siempre acaban mal. Bien por Gatopando y decir que Astor Place es un lugar de Nueva York que me trae unos buenísimos recuerdos.Besos Blue.

Carmela dijo...

Hermosa foto y prometedoras palabras de leer algo bueno.... Imagino que conoces al autor y que debe ser Gatopando. Si es así, suerte.
Besos, Blue.

Blue dijo...

Gracias, Maia, ya hace unos meses que fue publicado y tenía ganas de hacerle un hueco aquí.

Besos.

David, gracias. La foto no parece de los años cincuenta ¿no?
Un abrazo y actualiza, jaja.

Gracias Mariajesús y Darío. Fui mala mutilando el relato, pero...el resto esa donde está.
Un abrazo.

India, ya fue publicado hace unos meses. Es un libro que se deja leer con gusto.
A Gatopando lo conozco por su blog, pero no personalmente. Escribe en varias revistas y esta no es su primera novela. En una de las revistas, Espacio Luke, comparte este con otro conocido, Kez. Ya ves cuanta coincidencia, jaja.


Marcela, qué bien adivinaste. Termina mal, o sea, bien. Auunque también se podría decir que no termina. No lo sé.
Besos.

Carmela, no, lo conozco de su blog. Bueno, y ahora también de su novela.

Besos.

Il Gatopando dijo...

!Qué buen rollo -y gusto; aunque hoy pueda parecer parte interesada, je, je- hay en Brigadoon!

Gracias por el detalle, Blue.

Muy sugerente la foto. Cuando la ciudad me cercaba y su energía me apabullaba a través de la ventana que se asomaba a la calle del estudio en el que vivía, soñaba con patios interiores como el de la imagen.

Un afectuoso saludo

Blue dijo...

Gatopando, tenía varios relatos escogidos. Otro era el de la película de Antonioni, por ejemplo, pero al final me decanté por este. De las cosas del amor y sus "defectos" nunca se aprende bastante.
;-)
Los patios tienen una vida muy peculiar.

Un saludo, y gracias por permitirme compartirlo.

Genín dijo...

Bonita presentación le haces a tu colega :)
Ojalá que tenga mucho éxito!
Besos y salud

Blue dijo...

Genín, si escribiera mejor podría ser más bonita, pero es lo que hay.
;-)
Besos y salud.

India dijo...

Sí... sé ;-)

Un abrazo, Blue

Blue dijo...

¿Ves?, parece la blogosfera tan grande y al final no lo es tanto, jaja.

Achuchones!!!

Dr.Krapp dijo...

Creo que esa frase:
"Intuyo que me miré en tu espejo y me devolviste una imagen en la que salía favorecido"
es la clave de todas las relaciones sentimentales en donde se forja ese sentimiento tan trillado e indescriptible.
Bicos

Blue dijo...

También lo creo, Dr. Krapp, es bueno que alguien sepa sacar lo mejor de uno. Para lo otro siempre hay candidatos.

Bicos.

fiorella dijo...

Hermoso texto y una foto bellísima. Los patios, interiores, tienen algo especial. Casi como este, tu blog, donde terminamos siempre encontrando cosas preciosas y gente sensible. Un beso

Blue dijo...

Fiorella, tienen justo lo que les falta a las fachadas: verdad.

Besos.