domingo, 8 de junio de 2014

Los mecachistas

¿No han oído ustedes hablar de los mecachistas?
Son esa gente (bastante más numerosos de lo que se podría creer) que van por ahí diciendo constantemente: "Ay, mecachis, mecachis! ¡Cuántos problemas presenta nuestro mundo y su sistema! ¡Pero nada es tan bueno, pese a todo! No lo impugnemos para nada."


J.R.P.




Veo una multitud innumerable de hombres iguales y semejantes, que giran sin cesar sobre sí mismos para procurarse placeres ruines y vulgares con los que llenan su alma.

Retirado cada uno aparte, vive como extraño al destino de todos los demás, y sus hijos y sus amigos particulares forman para él toda la especie humana: se haya al lado de sus conciudadanos, pero no los ve; los toca y no los siente; no existe sino en sí mismo y para él solo, y si bien le queda una familia, puede decirse que no tiene patria.

Sobre éstos se eleva un poder inmenso y tutelar que se encarga sólo de asegurar sus goces y vigilar su suerte. Absoluto, minucioso, regular, advertido y benigno; se asemejaría al poder paterno si, al igual que él, tuviese como objeto preparar a los hombres para la edad viril; pero, al contrario, no trata sino de fijarlos irrevocablemente en la infancia y quiere que los ciudadanos gocen, con tal de que no piensen sino en gozar. Trabaja en su felicidad, mas pretende ser el único agente y el único árbitro de ella, provee a su seguridad y a sus necesidades, facilita su placeres, conduce sus principales negocios, dirige su industria, arregla sus sucesiones, divide sus herencias y se lamenta de no poder evitarles el trabajo de pensar y la pena de vivir.



Después de haber tomado, así, entre sus poderosas manos a cada individuo y de haberlo formado a su antojo, el soberano extiende sus brazos sobre la sociedad entera y cubre su superficie de un enjambre de leyes complicadas, minuciosas y uniformes. A través de las cuales los espíritus mas raros y las almas mas vigorosas no pueden abrirse paso y adelantarse a la muchedumbre: no destruye voluntades, pero las ablanda, las somete y dirige; obliga raras veces a obrar, pero se opone incesantemente a que se obre; no destruye pero impide crear;  no tiraniza, pero oprime, mortifica, embrutece, extingue, debilita y reduce en fin a cada nación a un rebaño de animales tímidos e industriosos cuyo pastor es el estado."


"La democracia en América". Alexis de Tocqueville, 1835.


29 comentarios:

David dijo...

Es verdad. Yo quiero placeres largos (lo de ruines y vulgares tampoco me parece tan mal).
¿De qué soberano habla con lo de extiende sus brazos sobre la sociedad entera?
Un saludito.

Temujin dijo...

Sea usted feliz pagando la cuota mensual, no tendrá usted ni que pensar, ¿para que? si ya tenemos gente listisima que piensa más que usted, ciudadano ignorante, déjese aconsejar en vez de informar.

Muy buen texto que guardare.
Besos

Genín dijo...

¿Si?
No se yo... :)
Besos y salud

Blue dijo...

David, no finjas, todos podemos ponerle nombre, o muchos nombres, a ese soberano.
Un abrazo.

Me alegro, Temujin, está el libro en pdf en la red. Este texto es del último capítulo.
Besos.

Genín, ya pareces gallego, jaja.

Besos y salud.

David dijo...

He actualizado Safari con una entrada de las tuyas. De las de corta y pega. Iba a ponerme a dar mi opinión sobre el tema de la monarquía, república, etc...y al final me he dicho...mejor hago como Blue (jaja)

Blue dijo...

No estamos para malgastar energías, jajaja.

mariajesusparadela dijo...

Pues, menos mal que no soy americana...
(ësto si que es ser gallega, a mucha honra).

fiorella dijo...

Tuve que indagar un poco quien fue este señor del libro, por que, no me sonaba nada que América, al menos esta del Sur, fuera así. Y no, se refiera a los EEUU, a la América, pero la del Norte. Quizás, cuando escribió su libro, las Américas fueran otra cosa que ahora, pero la del Norte es así o peor en cuanto a democracia y etc...La del Sur es otra cosa. El Estado, según donde, es mala palabra o buena palabra. Como siempre haciéndonos mover las neuronas, aunque sea domingo,jajajaja.Un beso

fiorella dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmela dijo...

Recuerdo algo del libro y el empeño de Tocqueville en analizar los conceptos de igualdad/libertad, (pareja problemática) en una democracia liberal, por el peligro de que la igualdad se confunda con el igualitarismo e impulse a reducir los comportamientos autónomos con lo impuesto por una mayoría, y el peligro del despotismo que amenaza siempre con desarrollarse en una democracia liberal, y en la creación del paternalismo estatal.
Me suena algo esta entrada al.... Rey ? jajaja.
Un beso, Blue.

Maia L.B. dijo...

Esteeeee, mejor me callo. O no, mejor no me callo. No, no, mejor me callo. Sí, será lo mejor. No decir que pienso que no es regional el problema sino mundial. No, no, es mejor decir que es solo en USA que ocurre: todos odiamos a USA. Tenemos un enemigo en común. En la Rusia actual no existe, eso de los oligarcas y la concentración de poder. Imposible. Rusia era comunista. Y en China tampoco debe ocurrir. Allá son todos pobres. No, claro que no. Sí, tampoco ocurre en Israel. Porque acá somos todos millonarios. Menos que menos en Los Ängeles que son todos actores famosos. Y se me ocurre que en Alaska todos deben tener el mismo iglú. Sí, debe ser sólo en USA. Pero mejor no opino. No, mejor no. Sí, tenés razón, no opines. Es lo mejor.
Besos, Blue. Disculpá que no dejo comentario y sólo te dejo un beso. Pero es mejor así...

Blue dijo...

Mariajesus, si por ser gallega ya estuvieras aislada...
Bicos.

Carmela, veo que te suens y un poco más. Bueno, no exactamente con el asunto del rey pero sí con la situación actual, al menos como la veo aquí y ahora.
Besos.

Maia, ¿Y quién ha dicho que eso solo ocurra en América? precisamente si lo traigo aquí es veo a mi alrededor lo que aquí describe. No me importa tanto la actualidad americana (aunque en este caso se refiere a una época pasada) como para traerla aquí.
El libro habla de América, y la foto -la tenía guardada hace tiempo esperando el momento de colocarla- también, pero ese soberano, como dije más atrás, lo puede reconocer cada uno en su país. No es Obama, de verdad, jaja.
Besos.
Si no llegas a comentar...jajaja.

Maia L.B. dijo...

Señorita maestra, no voy a dar nombres porque yo no soy soplona, pero fue Fiorella la que dijo que eso ocurre solo en el Norte.

Dr.Krapp dijo...

Tocqueville fue un liberal francés moderado que quiso conocer de cerca aquello que se estaba cociendo en el país más "democrático" del mundo por entonces y sus reflexiones le sirvieron para hacer una serie de preclaras reflexiones sobre la democracia y sus peligros. El hecho de haber acertado en tantas cosas, de haber entendido otras, le hizo reafirmarse en el liberalismo, esa palabra que debemos de recuperar de aquellos que la usan y la prostituyen sin límites.
Bicos

Blue dijo...

Y ahora me doy cuenta de que no le había contestado a Fiorella, jaja, y eso que revisé bien.
Bueno, pues es una opinión, y si ella siente que en el Sur no ocurre igual, mucho mejor ¿o no?
Hay muchas realidades y cada uno percibe la suya.
Besos a ambas.

Dr. Krapp, eso es lo que me interesa, extraer del libro (que no leí entero) aquello que interesa y me ayuda a entender el entorno y la realidad.
De Historia sé poco y de democracia, cada vez menos, jaja.
Bicos.

Maia L.B. dijo...

Seguramente hicimos una lectura diferente del texto. Ya le dije por chat que tengo que hablar muy seriamente con ella, jajajajaja. Besos !!

Vera Eikon dijo...

Ciudadanos tutelados por el estado. Como las mujeres lo estuvieron primero por sus padres, y después por sus maridos. Condenados a vivir una infancia perpetua, y acomodados en ella también...El único futuro será la elección de líderes para emanciparse de los pastores. El resto, será simplemente una repetición del presente que ya conocemos. Pero ya sabes, Blue, que en este país(y supongo que en muchos otros) mucha gente tira del refranero y "más vale malo conocido que..."...en fin ¿asumiremos alguna vez nuestra mayoría de edad? Apertas e república

Blue dijo...

Maia , que no me entere yo de que hay peleas, jaja.
Besos.

Vera, que la historia se repita tantas y tantas veces en cualquier lugar del mundo y en cualquier época no me da esperanzas de nada, así que envidio a quien se ilusiona esperando un cambio.
Ojalá que no sea así, pero...
Apertas e bicos.

Frankie dijo...

Ahora tenemos un magnífico juguete en esas redes sociales tan molonas y chupilerendis, que nos absorben el tiempo subiendo enlacitos y peinando a nuestros avatares para que salgan bien guapos. A tí te veo lanzada por los esforzados caminos del ensayo reflexivo, milady norteña,abandonadas ya las imágenes chocantes y las provocaciones románticas.

Pronto dejarás de epatar corazones, para pasar a sacudir las conciencias y pegar alaridos en nuestras plazas públicas. Eso nos pasa por celebrar tus argumentos en vez de tus lamentos.

(si no lo entiendes tranquila, yo tampoco)

Besos chocantes.

Blue dijo...

¡Ay, mecachis, mecachis! malo si hablo de amor, malo si hablo de guerra, jaja.

Fankie, te alquilo el blog en temporada de verano. Dueño y señor si me cuidas las tortugas con cariño, jaja.

Besos crocantes, que suenan mejor.

Il Gatopando dijo...

De un tiempo a esta parte yo solo veo contradicciones por todos lados, es como si chapoteáramos en ellas al igual que los búfalos en el barro.

¿Qué es mejor: mucho Estado o nada de Estado? Sí, ya puestos lo ideal sería un estado al servicio de la sociedad. Pero de éste hay tantas versiones como individuos...

A lo mejor cuando acaben las obras en el piso de abajo consigo despejar la cabeza y me aclaro un poco, aunque también a este respecto tengo mis dudas.

Saludos azul turbio

Blue dijo...

Gatopando, quizás no sean las obras de abajo. Todo el país está en obras, jaja. Y lo peor, sin presupuesto, sin planos y sin director.

Saludos.

Darío dijo...

Parece que hablás de gentes un poco individualistas y cuya única pronunciación política es la queja. Parece que hablás de una gran porción de gente que habíta mi país, la que no hace nada por nadie, pero reclaman beneficios.
Después están los que no cojen ni dejan cojer. Son medio hermanos, se dedican a destruir los que otros hacen. Unos en beneficio propio otros porque sí.
Un abrazo, querida Blue blue blue...

Blue dijo...

Y después están los que cogen y cogen y vuelven a coger (en los dos sentidos de la palabra, el de allá y el de acá).
Un abrazo, Darío.

India dijo...

Mecachis que me pongo pesada con Bataille... y con Duras... que en una entrevista que le hizo, hablaba él de lo soberano... y lo soberano se introducía en lo individual y finalmente anulaba lo individual puesto que se hacía a lo servil y habla del soberano de Nietzsche y el comunismo... y ay! Oye, ¿tú gozas? ;-)
Achuchones, Blue... (en el libro sobre bacon que acabo de terminar para reempezarlo inmediatamente, traducen Blue como azul pero indican que es un término que en él a veces servía como tristeza... tú, Blue, goza!)

Blue dijo...

¿Si gozo?, pues me has dejando pensando...supongo que sí, aunque esa palabra me queda grande. No sé por qué pero asocio el goce a los niños. Igual estoy mayor, jaja.
Sí, en inglés muchas veces significa triste. Lo raro es que a veces también tiene el mismo significado que aquí verde, es decir, guarrillo, y eso si que no lo entiendo.
Achuchones!!!

marcela dijo...

Como dice Maia no voy a comentar, pero comento : Tocqueville tenía más razón que un santo. El estado es ese lugar donde aparcamos nuestras libertades porque nos han prometido que velaran por nosotros, y cuando se deja la libertad, la responsabilidad, el goce en manos de terceros ya has perdido incluso la libertad de no tener ni decisión. Y bien que se ocupan de repetirnos que somos libres de votar, porque el Estado es democrático.
Bah, son las 2,30 y estoy muy confundida, porque la noche me confunde y el IPad más.
Besos azul alegre.

Cabrónidas dijo...

Sin lugar a dudas, un texto incontestable, que aunque hable de la democracia en América, es de una poderosa y rabiosa actualidad. Y eso que es de 1835. ¡Los de antes sí que sabían!

Blue dijo...

Marcela, pues te confundes con mucho acierto. Cuanto más nos protegen (o dicen que lo hacen) más miedo me dan. Es como los guardaespaldas ¿te cuidan o en realidad te vigilan?

Besos, pero no te desveles.
;-)

Cabrónidas, eso es lo que asusta. Mucho avance tecnológico, pero en lo importante seguimos igual. Y yo diría que hasta peor, porque el engaño cada vez es más sofisticado.