sábado, 7 de marzo de 2009

VACAS

.


" O día que seipamos o que vale unha vaca, Galicia quedará redimida". Castelao




¿ Un  millón de vacas?

Eso era antes.

Cuando las vacas en Galicia eran un miembro más de la familia.

Cuando hacían el trabajo más duro,

Dormían bajo el mismo techo que sus amos.

Daban leche, carne… y calor.

El nacimiento de una vaca era una alegría,

Y su muerte una desgracia.

Atendían por su nombre:

Gallarda, Linda, Paloma, Bonita

Así eran…

Pero hoy no es igual.

Las vacas de la Galicia del campo, la que Vicente Risco decía que estaba viva para la eternidad, ya no tienen cuernos.

Ya no responden por el nombre.

Son como los presos. Se identifican por un par de pendientes amarillos con un número y un código de barras.

Han dejado la casa para irse al establo y se han convertido en máquinas de producir leche.

Pero …¿Quién sabe?

 Puede que un día la otra Galicia, la de las ciudades, la que Risco llamaba empobrecida y decadente, conozca el estrés y busque terapia en la Galicia del campo.

Y quién sabe si acabaremos haciendo lo mismo que los holandeses: sesiones de relajación abrazando vacas.

Los clientes de estas granjas abrazan las vacas e incluso llegan a dormir la siesta con ellas. Y aseguran que también es beneficioso para las vacas, que llegan incluso a duplicar la producción de leche.

 


                              


Mientras, las vacas esperan...
¿?


5 comentarios:

Susi dijo...

Nunca me habría imaginado que iba a escuchar a las vacas.

Blue dijo...

Ja,ja...pero seguro que no te has dado cuenta de que son "canadianas"...¿verdad que no mugen como las nuestras?

TERE dijo...

¡pues anda,que los nombres que les ponen ahora!,premio para el que los aprenda.¡CON LO POÉTICOS QUE ERAN LOS DE ANTES¡.Bueno,para sr sincera,hay uno que nunca me gustó.....CACHORRAAAAA.

Blue dijo...

Ja,ja,ja.... pues a mí ese nombre no me suena de nada, y sin embargo es el 4º nombre que más se pone!
Pero peor que Cachorra todavía es Pantoja, Chenoa,....¡esos sí que son un insulto PARA LAS VACAS!

Susi dijo...

Un insulto para las vacas....ahhhhjajajajaj.
El que más me gustaba a mi era GALLARDA. Era como las Jessicas o las Jenifers en las niñas. Todos los que tenían vacas, tenían una Gallarda.