jueves, 5 de enero de 2012

"Dejadlo ir, dejadlo ir..."



En homenaje a Isaac Díaz Pardo (22 de agosto de 1920- 5 de enero de 2012).

María y Teresa. Isaac Díaz Pardo



"Nací en Santiago, no número 37 da rúa das Hortas… Por cierto Beotas: ¿prefiere usted el gallego o el castellano…?".
Hombre… Llevo ya nueve años con estas entrevistas y, excepto la de Ramón Villares, que fue pensada para ser publicada en el Día de las Letras Gallegas, todas fueron en castellano…
Pues, como le iba diciendo, aquella casa perteneció a una mujer que iniciaba as rapaciñas no oficio da prostitución y que fue conocida como la casa daTumbona. Allí viví hasta mis ocho años, en que tuvimos que trasladarnos, porque la compró un petulante canónigo con bastante dinero, don Calixto, del que decía la gente con ironía que era el hombre más listo que el mundo conoció después de Cristo. A mí siempre me pareció que era más vivo que el demonio… Tras diferentes avatares, aquella casa es ahora propiedad de mi buen amigo, el rector Senén Barro. Como verá, un lugar muy interesante para llegar al mundo…
¿Fue la primera vez que la vida le desalojó?
Mi hermana Chita y yo no llevamos bien aquello y decidimos pintar las paredes de la casa con la frase: "Qué listo es Don Calixto…".
¿De su padre?
La memoria permanente, el recuerdo de un sentimiento profundo. Me quería mucho. Hacíamos juntos tantas cosas… Su muerte fue un episodio trágico de aquella época de violencia.
¿Qué piensa ahora de aquello?
Que fue demasiado sufrimiento para demasiada gente…. Que ese penar nos acompaña toda la vida...
¿Lo superó?
Acepté la vida como vino.
¿Conformista?
Sencillamente resignado a las cosas que ya no tienen vuelta. De ahí la necesidad y la obligación de no perder nunca la memoria.
¿Le gustaría poder olvidar?
Eso jamás. El recuerdo debe permanecer. Mi padre estaba en la cárcel y retrató a los compañeros de celda… Los fusilaron a los veinte. Entre ellos estaba Ángel Casal, que fue alcalde de Santiago de Compostela, un gran personaje.
¿Y su madre?
Lo pasó muy mal. En el 42, poco después de que fusilaran a mi padre, padeció cáncer de pecho y murió en A Coruña. Como le decía, las cosas vinieron así. A estas alturas qué voy a decirle sobre todo aquello…
Los noventa y un años de vida curtida en el conocimiento no le han cambiado su sempiterna mirada melancólica, entre la nobleza y la pillería. Me extiende su tarjeta de visita:
"Ahí me tiene para lo que necesite…".
En la cartulina, completamente blanca, sólo figura: Isaac Díaz Pardo. Nada más… ¡Y nada menos! Me fijo en el movimiento pausado de sus manos. No distingo un solo gesto defensivo, apenas dibujos en el aire que evocan tiempos pasados, momentos vividos, creaciones permanentes... Su inevitable sonrisa mantiene la sinceridad propia de quien comienza a despegar del aeropuerto de la vida. Eso sí, ya se apunta algún recurso para disimular pasajeros olvidos que el tiempo va imponiendo de manera implacable. Pero Díaz Pardo no se conforma con esos vientos y, como el que no quiere la cosa, se detiene, medita y retoma con la precisión de quien ha librado los combates de una vida fecunda y generosa:
"Cada día acudo puntual al trabajo. Ahora reviso y reordeno todo lo guardado. ¡Me reencuentro con tantas cosas…!".
Inevitable Castelao…
Hay dos carteles que hice con motivo del Estatuto del 36 y que recuerdo perfectamente cuando se los mostré. Uno de ellos decía: "A nosa terra non é nosa". Representaba a un leñador rodeado de niños. Castelao me dijo que en lugar de aquella frase pusiera: "Para que a nosa terra sexa nosa, vota o Estatuto".
¿Y el otro?
El original se perdió en la guerra, en uno de los registros que hicieron en casa. Representa una vaca y una rapaza que le está dando de comer mientras un señorito con chistera la ordeña. Castelao me dijo que era una estampa con alma.
¿Su llegada a Madrid?
¡Tiempos complicados! Llegué becado y en seguida comprobé que no había otra que hacer lo que le mandaban a uno. En la Academia de San Fernando había una especie de delegado gubernativo que daba muchas órdenes. ¡Y ay de quien no las cumpliera…!
¿Cumplió?
Nunca fui persona violenta. Tampoco conformista. Había que combinar prudentemente la dignidad y el compromiso con los ideales. Recuerdo una vez que nos obligaron a ir a Italia, a un congreso que organizaba el fascismo de Mussolini... En aquel ambiente nos encontramos con otros artistas que estaban en nuestra misma sintonía, muy lejos de aquel burlesco régimen. Ahora bien, en honor a la verdad, debo decir que en la de San Fernando me apreciaban mucho porque me consideraban un gran trabajador. Yo tenía hambre, y no hay mejor acicate para el trabajo que la gazuza.
Intento imaginarlo en aquel ambiente…
Mientras estábamos en Italia, los norteamericanos desembarcaron en el norte de África. Los fascistas italianos tenían los minutos contados... Allí conocí a Pilar Primo de Rivera y al autor de la música del Cara al sol, el maestro Tellería, que, además de gustarle mucho el vino, era simpatiquísimo…
¿Y ahora cómo contempla aquel tiempo?
Carallo, ya no tengo tiempo para mirar hacia nada de aquello. Tengo tantas cosas encima de la mesa y tanto que mirar del presente…
Machado escribió: "Ni el pasado ha muerto, ni está el mañana en el ayer escrito…".
Me apeno cuando pienso que algún amigo va a morir. Todos vienen y me preguntan una y otra vez… A veces no es sencillo recordar...
¿Y perdonar…?
No es que no tenga qué perdonar, es que las cosas siguen siendo complicadas. He vivido traiciones a la amistad, a la confianza, traiciones financieras… Contra ellas nada pude hacer. Ahí también me ha tocado resignarme.
¿Se considera un emprendedor?
Me hace gracia la palabra. Ahora parece que se la han inventado… Lo de emprender es un espíritu que se tiene o no. Yo no he sido un emprendedor, sino un trabajador que siempre ha hecho lo que ha podido. Me propuse recuperar la memoria de Sargadelos, de gran importancia para hacer justicia a la labor de Antonio Raimundo Ibáñez Llano y Valdés… Eso no es emprender, sino trabajar por la noble memoria. Él sí que emprendió.
¿Lo ha conseguido?
¿El qué?
Lo que se propuso…
Hombre, aun pecando de inmodestia, debo decir que me enorgullezco de que el nombre de Sargadelos sea reconocido en todo el mundo. Para mí que eso no estuvo mal…
La historia de este santiagués continúa por la Real Academia de Bellas Artes de San Jorge de Barcelona, de la que fue profesor. A partir de ahí comienza a exponer obra por todo el mundo, hasta que, en uno de esos giros que marca la vida, deja la pintura y pasa a la cerámica. Con otros socios funda la fábrica de Cerámicas do Castro, en Samoedo, Sada, ensayando con materias primas usadas en las primitivas cerámicas de Sargadelos. Esa vuelta a la esencia de la historia de Galicia, a la memoria que le habían robado demasiado pronto, le lleva a crear en la Argentina de 1963, el Laboratorio de Formas, junto con su amigo Luis Seoane. En ese momento, el mundo parece que quiere empezar a devolverle parte de lo que le había quitado:
"Irme a Argentina me sirvió para conocer a gente estupenda. Seoane fue un personaje excepcional, como Rafael Dieste y Lorenzo Varela… Gracias a ellos se recuperó buena parte de la Galicia histórica".
¿Mereció la pena tanto esfuerzo?
Nunca lo viví como tal. No me quejo de nada. Al contrario, las cosas se fueron haciendo.
¿Por qué Argentina?
Desde allí me pidieron que hiciera algo parecido a lo de Sada. Y no lo dudé.
¿Es cierto que le propusieron formar parte del Consello de Galicia…?
A medida que sus miembros fueron muriendo, se pensó en ampliarlo, pero aquello ya no era posible. Habría sido como ampliar el gobierno vasco en el exilio… Castelao le pidió a Luis Tobío que hiciera una estructura legal. Todo aquello terminó, como suele ocurrir siempre, con una trapallada. No, nunca estuve en aquel Consello…
¿Cómo era Seoane?
Una persona verdaderamente extraordinaria, muy culto y humano. Se llevó bien con todos. Coincidíamos en tantas cosas... Y no era fácil, porque él era diez años mayor que yo. Hace más de treinta años que murió y no hay día en que no me acuerde de él…
Volvamos al Laboratorio de Formas…
Desde él hicimos todo. Fue algo noble. Se fundó para recoger todas las ideas y para recuperar la memoria.
¿Y…?
Lo conseguimos. Ahí radica su mayor importancia.
¿El secreto?
La comarca no precisaba de secretos. Aquel marqués ya había creado una serie de industrias que ni siquiera existían en el resto de Galicia. Todo ello forjó una disciplina empresarial. Sólo quedaba pendiente la idea estética.
¿Fue el camino?
El primero en verlo fue Bello Piñeiro, el gran pintor ferrolano. Pensó que en aquellas ruinas de la fábrica de cerámica dormía buena parte del porvenir de Galicia. Y así se hizo.
¿Continuará…?
La Xunta concede un millón de euros para restaurar los restos que aún quedan y para terminar las casas de los obreros que ya están empezadas. Hay muchos más proyectos…
¿Por qué se fue?
Diga mejor que "me fueron". Fue una trampa legal. Alguien que llevaba trabajando treinta y cinco años conmigo me la jugó. Ahora puedo decir tranquilamente y sin tapujos que la Justicia no funciona. Parece como si ya nadie recordara que el Laboratorio de Formas trajo la auténtica memoria histórica…
Tras tanta controversia, ¿no le parece peligroso ese concepto?
Zapatero lo convirtió en ley y ya se sabe… Un sector del país no la quiere.
Quizá el desenterrar viejas rencillas no sea el mejor camino para superar una historia preñada de luchas fratricidas…
Considero un gran error el reflotar venganzas. La cuestión radica en darle a la historia, con sencillez y naturalidad, lo que a la historia le corresponde.
¿Pudo jugar eso en su contra?
Lo he meditado muchas veces… Puede ser que más de uno pensase: "Esos del Laboratorio de Formas son capaces de recuperar toda aquella memoria".
¿Si volviese a nacer…?
Ésa es una pregunta demasiado complicada para un hombre de mi edad... Siempre estuve en el empeño de ir evolucionando, por lo que no va conmigo repetir. Acepté las cosas como vinieron y ahora tengo que aceptar la expectativa de vida que te conceden los noventa y un años. Dejémoslo, para no parecer descortés, en que haría lo mismo…
El Refugio de Oleiros respira por las obras que cuelgan de sus paredes, un contradictorio regusto a nostalgia y sentimiento de modernidad. Su dueño no ha dejado de rendir tributo permanente al viejo combatiente que, enjuto y con la huella del tiempo en el rostro, marca el ritmo de la pausada charla.
Intelectual notable, indiscutible referencia de nuestra historia más reciente, repaso con él su Galicia Hoy, escrito junto a Luis Seoane, o aquel Paco Pixiñas, con el poeta Celso Emilio Ferreiro. Isaac Díaz Pardo, el chico que trabajó con Castelao, me comenta que en la vida ha visto "demasiadas cosas…" Mueve con estoicismo sus dedos que ya parecen sarmientos de cepa centenaria. Su mayor elocuencia está en los puntos suspensivos. Cada una de sus descripciones huele a pino, galleguidad, salitre y retranca...
"El amor es una virtud para continuar en la vida, para que no se interrumpa el crecimiento. Tiene sus encantos, naturalmente…".
¿Existe?
¡Vaya pregunta…! El amor es una fusión. Por razones de continuación las mujeres quieren tener hijos. Los hombres nos vemos arrastrados por ellas, pues son muy hermosas… Pero, Beotas, hágame caso, eso del amor es una cosa complicada…
¿Ha conseguido descifrarlo?
Nunca me pregunté por ello. Al amor uno va arrastrado. Es absurdo pretender resistir. Ellas nos llevan por las narices.
¿Es buen negocio la generosidad?
No lo sé… Lo fui dando todo y me quedé sin nada. Para mí que muy buen negocio no debe de ser. ¿Usted que cree…?
Que todavía me lo sigo preguntando…
Es mejor dejar algunas cosas de la vida en la duda.
¿Le costó hacerse empresario?
Lo que uno nunca es, jamás cuesta. No creo haberlo sido, aunque, al meterme en la empresa, lo pareciese. Piense que el Grupo Sargadelos fue muy rentable.
¿Cuesta más hablar con banqueros o con políticos?
Procuré no llevarme mal con nadie. Las cosas son así y cada uno es como es. Lo mejor es no complicarse con los estereotipos y transitar tranquilamente, sin buscar pelea…
¿Cómo vivió la llegada de la democracia?
Verdaderamente no había más solución que la que hizo el Rey. Había demasiados odios larvados y era muy difícil la concordia. La democracia fue bien defendida por el Rey.
No le hacía yo monárquico…
No confunda los términos. El proyecto de crear una república federal era inviable de todo punto. Durante la Transición ocurrieron muchas cosas y el Rey las detuvo. Hay que recordar bien aquel 23-F…
Isaac…
Es la historia…
¿Derecha o izquierda?
A estas alturas de la vida es algo evidente en mí…
Coño, no me sea tan gallego…
Siempre me pareció que lo trascendental radica en tener progreso y libertad. Pero las cosas no fueron nunca así. Hubo que aceptarlas como vinieron. ¡Qué se le va a hacer!
¿Ha sido feliz?
Una pregunta que nunca quise hacerme.
¿Por?
Entre otras cosas, porque no he tenido tiempo. Siempre estuve haciendo cosas, sin parar.
Pero no me negará que lo ha pasado bien…
Trabajé siempre en lo que me apeteció y resolviendo los problemas. Quizá esa sea la mejor definición del arte, dar la solución a cada problema… Suficiente.
¿Dónde está Galicia hoy?
Debería tener más cultura. Hay poco material relevante. Nos hemos convertido en un pueblo de cultura básica, de escuela…
¿Espera a la vieja dama?
Con paciencia y resignación. Le contaba el otro día al deán de la Catedral de Santiago, don José María Díaz, que lo que nos toca es devolver a la tierra los materiales que utilizó el ánima para hacernos tan complicados… Y estaba de acuerdo conmigo…
¿Su epitafio?
Déjeme pensar… Mire, ahí va uno: "Aquí murió Isaac Díaz Pardo: dejadlo ir, dejadlo ir…".
Superviviente de la Galicia que se rompió el alma en una pesadilla de exilios interiores y exteriores, Isaac Díaz Pardo encontró su lugar en el mundo. Hoy, cuando todos apuntamos futuro, inmersos en un logaritmo de ceros y unos, su trabajo al frente del Grupo Sargadelos está en el recuerdo imborrable de quien nunca se sintió extranjero en ningún lugar. La plenitud le ha hecho entender que es muy largo el camino para mirar atrás… Qué más da, qué más da… Aquí o allá…
"Y no lo olvide, Beotas, jamás busque pelea…".
¿Y si nos buscan…?
Entonces no haga por salir corriendo, sobre todo por el qué dirán…




Extracto de la entrevista de Enrique Beotas para "El Correo Gallego" (10-12-2011)







NEGRA SOMBRA. Coral Casablanca





27 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

No sabía que se había muerto. Pero, me hago eco de lo que quiere como epitafio y, quiera o no, lo dejo ir.

TSI-NA-PAH dijo...

D.E.P
Tuvo una larga vida bien rellenita!Eso es morir en paz!
Feliz noche
Un abrazo

David dijo...

Yo tampoco sabía que se había muerto. Aún más. No sabía ni quién era. Y tampoco sabía de lo del Grupo Sargadelos. A mí, lo de la cerámica y las figuritas no te creas que me va mucho. Le acabo de preguntar a mi mujer y ella sí conocía la marca, pero de él no sabía nada. "Una cerámica muy bonita. Gallega", me dice. Pero entre nosotros...a mí, si me hablaba de esto algunas veces (hasta que se dio cuenta de que era como oír llover), me hablaba de la de Limoges,y de los huevos Fabergé (cuando aparecieron en un episodio de los Simpsoms me descojoné a base de bien).
De Castelao sí sabía. Y me encantaban algunas estampas que me enseñó un amigo gallego que tenía (y tengo; pero ya no le veo; ahora vive por allí).
Qué larga es la entrevista...
Interesante lo que dice. Aunque bueno, podríamos discutir por ciertas cosas, como eso de que la democracia fue bien defendida por el Rey (jo! esa historia ya empieza a cansarme en muchos sentidos). Pero bueno...
Un saludo.
PD: Supongo que a ti sí te caía bien el hombre y tendrás figuritas de Sargadelos en casa...
PD2: La María y Teresa de la foto me gustan.
Por si estás en plan de mirar más cosas suyas y esto

Y bueno, veo un titular que dice: "A los señores de Sargadelos sólo les interesa el dinero". En fin...
A mí también. Señores de Sargadelos...si leen esto y están interesados.

Genín dijo...

No, ni idea de quién es, pero la entrevista dice de su personalidad, de su vida, y me parece interesante...
Parece que ya no es tan difícil llegar a esa edad, sobre todo con la ventaja de haber nacido antes...jajaja
Besos y salud

c c Rider dijo...

Gracias por disponer de esta entrevista. Llevo todo el día leyendo artículos sobre su vida, y bien, hacen falta varias ediciones. En cambio para darse una idea de una persona es magnífico poderlo sentir, si el periodista respetó sus palabras, el momento en que dijo las palabras. Vamos, que daban ganas de acercarse al "refugio" pedir una nécora... es así cómo se dice? jeje... y ...

Yo tengo oido hablar mil batallas de este hombre, sabemos que no era un Camilo José Cela ni un Millán Astray, no era el ejemplo político. Es más, las únicas veces que pude disfrutar de su presencia, era en festines políticos, y ese hombre, que hizo por la historia y cultura de Galicia más que nadie, estaba completamente solo, y caminaba bien sonriente sin negarle una palabra a nadie, eso sí, lejos de la chusma.

Sabemos que tenemos un problema de conexión usted y yo, así que voy a darle bien fuerte al botón de publicar comentario, a ver si de esta va.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Que la memoria de los que nos precedieron, nunca se pierda. Un abrazo.

c c Rider dijo...

Parece que hubo feelin' , así que aprovecho y te dejo un enlace, con sub para los que no entiendan el idioma.

http://www.youtube.com/watch?v=1DeU8pR7vjs&feature=related

Julie dijo...

Muy interesante... Felices Reyes Magos.

Blue dijo...

Mariajesús, aún ves menos tele que yo.
;-)
Bicos.

Tsi, ya ves que la entrevista es reciente...y con 91 añitos de nada.
Un abrazo.

David, salió en las ediciones digitales de varios diarios de tirada nacional, pero no me extraña que no lo conozcas. O a Castelao, o a otros que pasaron por aquí.
Me gustaba este señor y creo que en los últimos años no fue tratado son el respeto que merecía, por eso le quise dedicar esto en esta casa, que para eso la tengo, para poner en ella lo que me gusta, ja, ja.
No entro en detalles en la entrevista porque nadie es perfecto, y yo menos para opinar sobre la perfección de los demás, pero me parece que hizo un trabajo muy interesante en varios campos y es de justicia reconocérselo.
Veo que esta vez no te fijaste en todo: esas figuritas están sentadas en mi ordenador, ja, ja.
Ese titular que comentas al final tiene que ver con lo que dije arriba. Los directivos de Sargadelos lo "echaron" porque sus ideas no eran rentables (económicamente).
PD: ese señor que sale en la imagen del primer enlace (antes de darle al play) fue profesor mío.
Un abrazo.

Genin, llegar a esa edad y con la cabeza en su sitio además.
Besos y salud!!!


cc Rider, eso comentaba antes. No me importa su postura política. Es lo que menos me importa de él. Pero lo que hicieron estos últimos años me pareció indecente, por decir algo suave.
Problemas solucionados, ja, ja.
Y gracias por el enlace.
Besos.


Cuervo, es una de tantas tareas de los vivos.
;-)
Un abrazo.

Gracias, Julie, y Feliz Año.

David dijo...

No me había fijado en lo del ordenador, no. Me ha sorprendido al verlo ahora (ya me parecía que la imagen tenía algo "extraño").

c c Rider dijo...

- "Carallo, ya no tengo tiempo para mirar hacia nada de aquello. Tengo tantas cosas encima de la mesa y tanto que mirar del presente… "

eso merece escucharse con letras azules

saludos y que tengas muchos regalos

Blue dijo...

David, claro, ja, ja, el fondo es una foto en la pantalla del ordenador.

cc Rider, y la entrevista es de hace menos de un mes (me acabo de dar cuenta de que no puse de donde la saqué, aaay).
Los reyes no creen en mí, ja, ja.

Desclasado dijo...

Anoche eché un comentario y no salió, los Reyes no creen tampoco en mí.
A ver ahora...
Para no repetir lo que ya dijo David, hago mío su comentario: no lo conocía, hay cosas en las que discrepo, etc.
Pero en general me resulta bastante simpático. Eso sí: gallego regallego en sus respuestas, ¿eh? Ni sube ni baja ni sí ni no, jajaja.
Bicos do reis magos (o como se escriba).

fiorella dijo...

No lo conocía para nada. Me gustó la entrevista,mucho. Con esos años,habiendo pasado todo lo que pasó, no puedo discrepar. Por lo visto,un sobreviviente primero,pionero y luchador el resto. Qué se puede decir de una vida así?Verdad?. Cuando lo leí,ayer,el primer link me llevó a un fulano,no sabía quién era y pensé que estaba mal.Igualmente ví las esculturas que me gustaron y me fuí a Sagardelos. Que línea tan especial tiene esa cerámica,me gustó mucho,pero mucho. Las dos figuras en tu ordenador, son hermosas y la músicaaaa, me pueden los coros y más este tema...te lo voy a gastar,jajajajaj.Estudiaste arte o algo así?.Un beso

Blue dijo...

Desclasado, ya me imaginaba que solo lo íbamos a conocer los gallegos, y seguro que no todos.
Si, muy gallego, ja, ja, un gallego muy tozudo, trabajador, preocupado por la cultura gallega y muy moderno.
La cerámica de Sargadelos solo se vende en "sus" comercios, pero en ellos además de la porcelana, se venden libros, se hacen exposiciones, se dan conferencias, etc. Esta fue una idea suya que parece que no les gusta a las nuevas generaciones.
Además de eso hizo de la fábrica una escuela de ceramistas que reúne a gente de todo el mundo investigando y sacando nuevas ideas.
En fin, ya escribí antes que sus últimos años son para olvidar. O así me los he imaginado yo.
Políticamente, parece ser que pasó de comunista a "conservador libertario" (así se definía últimamente).
Escribes moi ben, rei.
;-)

Fiorella, pues este hombre pasó mucho tiempo por ahí cerca, en Argentina, con el pintor Luis Seoane, pero supongo que eso también lo sabrán solo los gallegos.
Estas figuritas son algo excepcional (las puse porque son obra suya y las tengo, ja, ja), lo característico es la cerámica que supongo que viste, la de dibujos geométricos y con predominancia del azul.
Esta canción que puse no es una cualquiera.
;-)
Del resto, ahora te cuento.
Besos.

c c Rider dijo...

non hai reis

Carmela dijo...

Unas figuritas, deliciosas.
Bicos y besos

Blue dijo...

cc Rider, "É o que hai", ja, ja.

Hola, Carmela, besos para ti.
;-)

A quincalleira de Kabul dijo...

Unha figura máis que se vai (ou non)

marcela dijo...

Trabajé siempre en lo que me apeteció y resolviendo los problemas. Quizá esa sea la mejor definición del arte, dar la solución a cada problema… Suficiente.
¿Y quienes somos nosotros, para hablar de cambios ideológicos o de lo que le venga en gana. Fue un gran tipo, al que seguro hicieron muchas trapalladas.
Además no hay nada que me guste más que los que no son perfectos.Por eso me gustas tú, imperfecta en tu perfección.

Cheli dijo...

Siempre que vengo por aca, aprendo algo, conozco a alguien que no tenia ni idea, o alguna obra que jamas habia visto.
Besos.

Gata Chopada dijo...

Supongo que ya habrás leído a Jabois hoy, que escribe al respecto a su manera: http://diariodepontevedra.galiciae.com/nova/142373.html

Besuchón, azulona.

Blue dijo...

Quincalleira, dependerá de nós ¿non?
Saúdos.


Marcela, trapalladas es poco, les faltó ponerlo a vivir debajo de un puente, la verdad.
Un hombre con una sensibilidad de hierro.
Unha aperta perfecta.
;-)


Cheli, todos aprendemos de todos, por eso estamos y no nos vamos.
Besos.

Gata, no, todavía no lo había visto, pero tiene mucha razón cuando dice que había encogido. Es tremendo ese Jabois.
;-)
Bicos.

Frankie dijo...

Gracias por la culturización, Docta Blue. No conocía de nada a este señor (ni a la Lispector, ni a...) Cuando provocas la sensación de ignorancia ya has ganado la mitad de la esgrima dialéctica. Cualquiera te chista ahora, jeje.

"Al amor uno va arrastrado. Es absurdo pretender resistir. Ellas nos llevan por las narices."

Fermoso de verdad, me arrastraste por las narices (ooiigg)

Besos.

Temujin dijo...

Es, cuando menos, razonable escuchar a personas de edad elevada; es decir viejos. Viejos en la mejor acepción de la palabra, en la de experiencia y en la vieja filosofía de la vida, la cual, no creo que se haya modificado en los últimos cinco mil años.
Cuando se escucha a gente que ha hecho lo que ha querido en la vida, da para reflexionar sobre como nos conducimos por la vida.

Temujin dijo...

Un saludo, que se me olvidaba...

Blue dijo...

Frankie, monstruo, ¿me estás queriendo decir que los que lees en otras casas los conoces a todos?, ja, ja.
Llevarte por las narices no, pero quitarte las gafas...
Besos fermosos.

Temujin, es que hay viejos sabios, algunos...
Saludos