domingo, 30 de enero de 2011

Café



 I WANNA GO TO MARZ. John Grant.


Lo que más me gusta de estar sentada en un café son los ojos claros  de todos los objetos que me miran con comprensión, no aquella que es hecha con palabras, sino de otro "entendimiento" que no sé explicar. Aquellos ojos claros, sin humo, que todos los objetos queridos tienen. Las tazas de café blancas, los ceniceros, la máquina de tabaco con un cowboy, la cuchara centelleante, el sobre de azúcar, los niños de otros, el delantal de la joven que nos viene a preguntar tan delicadamente "¿Que desea?". Oh, que deseo. Escojo siempre la mesa del borde, justo en la ventana. Siempre y siempre es hoy. Enciendo un cigarro en el lugar del corazón y pienso en la mala hija que soy. Hojeo el libro de la tarde y me dejo quedar así, con los zapatos aún mojados de la caminata. Y por la ventana se ve tanto: un coche, un perro blanco, una parte de la luz que se ve en mí. Y es allí, donde por momentos, soy feliz.


 Ana Salomé. 






43 comentarios:

Lou dijo...

Enhorabuena!! has descubierto el ALMA de las cosas/personas.

y ser mal hija es una pandemia.

salud, buen domingo.

Blue dijo...

Lou, todo está vivo...
;-)
Buen domingo.

fiorella dijo...

Me encantó el texto...hay momentos así de que todo vive y se manifiesta.Un beso

David dijo...

Me gusta el café (pero en casa no tomo), me gusta la foto, me gusta el tema (mucho), me gusta el texto (me ha sorprendido agradablemente)...
Y ahora podría añadir que me gustas tú y parecería un anuncio, Blue..
Cuando coges un texto de estos...¿las palabras resaltadas o más grandes que otras es algo que has hecho tú o venía en el texto de Ana Salomé, en este caso?. Era curiosidad. Porque el Oh, antes de que deseo... ha quedado muy bien.
Buenos días.
PD: Creo que este John Grant no está en Spoty...Debe ser otro...

India dijo...

Ufff,mi conciencia de mala hija=un café,mi conciencia de mala mujer=otro café,mi conciencia de mala madre=otro café más...mi conciencia de mala conmigo misma=abrazar la taza de otro café,calentarme en su cerámica,mirar lo que me rodea,pensar que las cosas me miran,esperan a que les hable y les cuente y vacíe en ellas tanta mala conciencia...
Achuchones...mientras se calienta el café...
Por cierto,qué pinta el de la foto...de los que te dejan bigotilo espumoso...mmmmmmm

David dijo...

Ha pasado mi mujer y ha dicho: ¡Qué bien suena! ¿Estos quiénes son?
John Grant. No sabía qué más decirle.
Y tercera vez que escucho el tema.

David dijo...

El vídeo oficial es curioso,pero no me va mucho. Voy a escuchar otros temas...

Blue dijo...

Fiorella, me gusta la gente que escribe sobre las cosas pequeñas...
Besos.

David, casi no te reconozco, ja, ja. A mí también me gustas tú.
Lo resaltado es cosa mía.
Este disco de John Grant está bastante bien (la portada es horrible!), la canción Where dreams go to die,es otra de las que también está bien.

Besos.

India, ese café es mío, le quité la foto antes de tomármelo ¡ni se te ocurra!
No sé si para quitar tanta mala conciencia habría que tomar un chupito de lejía, ja, ja.
Achuchones!!!

Carmela dijo...

Ay, que fácil es dejarse envolver por esos ojos claros y envolventes, perderse en ellos y sentir la dulzura del momento. Creo que deberíamos tomar muchos cafes de esos. O que nos tomaran.
La canción sin duda, ayuda........

David dijo...

Está bien, pero prefiero este.

AitorL dijo...

Recuerdo que, hace tiempo, dedicaste otra entrada al café. Me encanta, me encanta todo ese "ritual" que constituye sentarse con una taza de café a OBSERVAR, a sentir cómo el negro líquido va limpiándonos de preocupaciones.

Todo sería maravilloso si ahora no me hubieran prohibido fumar. Ahora sólo me lo tomo en mi casa.

Un saludo.

Desclasado dijo...

¿Y las camareras están buenas?

Me hace gracia el destello azul en el rabo de la cucharilla, parece un "ojo claro".

Bello blog, preciosas entradas, elogio del detalle en el sentimiento.

India dijo...

Descla,la que está buena es la que se ha dejado los morritos manchados con la espuma del expresso ;) después de sacarle la foto...

Blue dijo...

Carmela, estos son mis cafés en solitario. Con compañía son otra cosa. No hay objetos alrededor.
Besos.

David, yo también.

Hola, AitorL, ¡cuanto tiempo!. Creo que con esta ya van tres. Acabaré poniendo una etiqueta con ese nombre, ja, ja.
Saludos.

Desclasado...todo chicos y bastante bien escogidos, ja, ja.
Tiene bastante azul en la decoración pero no soy capaz de reconocer ese reflejo.
Besos.

Blue dijo...

India, la migraña te pone estupenda, ja, ja.

India dijo...

Es el dopaje antimigraña jijijijiji uuhhhhhhhh vueeeeeloo jaaaaajajja

Desclasado dijo...

¿Quieres decir que la foto es tuya?

Ejem... ya decía yo que era una preciosidad de foto.
(India, no te rías que te veo).

TSI-NA-PAH dijo...

Soy de Té!
un abrazo

Blue dijo...

Desclasado, creo que ya dije por ahí arriba que es mi café, ja, ja.

Tsi, eso no me lo esperaba...
;-)

Desclasado dijo...

No lo tomé literal...

Preciosa foto, bello encuadre.

(Me voy antes de que venga India).

Carmela dijo...

jajaja ni que la conocieras (a India claro).
Descla en esta ocasión tengo que darte la razón, yo veo perfectamente en la punta de la cuchara el reflejo azúl.
Bonita vajilla....Bonito Blog

Genín dijo...

Eso es lo bonito, ser feliz con las cosas sencillas y cotidianas.
Bonito blog, geniales comentarios...jajaja
Salud y besos

Blue dijo...

Bellos, el reflejo es de un panel de cristal que tiene una luz azul por detrás.

Genín, bonito, no hay nada que tú no sepas.
Salud y besos.

India dijo...

Bueno,Descla,a mí es que me encanta cuando metes la patita así...es muy tierno jijijiji
Ahora lo que me llama la atención es...que yo quiero una mantelería así de negro inmaculado...;)

Blue dijo...

Ja, ja, ja...India, es el color de la mesa.

felicitat dijo...

Precioso! sabroso café. Desde aquí se huele, y ahora, desde mi ventana, veo como empieza a nevar... y esa música, me quedo prendida de Blue. Besos :)

Curiyú dijo...

Por qué tendrán que ser claros los ojos?

Wendy dijo...

Las cosas cotidianas que nos acompañan desde siempre pueden aportar sosiego y felicidad.
Me ha sentado muy bien el café al que nos has invitado. !Bien Rico!
Bicos.

elintimistasecreto dijo...

Me imagino ahora en invierno en el calor de ese café, junto al cristal, sí, junto a una ventana desde donde el mundo exterior parece que desfila sólo para ser contemplado por unos ojos y luego fin, se apaga la pantalla, vuelve la vida donde todos nos sentimos malos menos lo que de verdad son malos. Adoro esa sensación lisérgica de no ser, de espectador a un metro flotando sobre las mesas, soñando que sólo estás de visita en este mundo que no parece feo a ratos pero que al fin y al cabo no es tu mundo, es una visita, efímera como ese humo. Y luego, vendrá el sueño vacío.
Besos, Blue.

Frankie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Frankie dijo...

Cada vez que me tomo un café me entra una acidez de caballo, observación que realizo, por cierto, ignorando si los equinos padecen tal molestia.

Y encima y para colofón (pon pon), me entra un despabile tipo Red Bull, pero sin alas ni evax fina y segura ni nada. Por lo tanto, un café para mí es la antesala de la perdición fisiológica.

Una vez explicados estos detalles absolutamente idiotas, decir que la canción es preciosa, preciosa (se insinúa en ella que hay una quinceañera esperando ¡¡una menor!! )

En fin (pin pin)que Dios bendiga a las cafeteras estetas como tú. Besos, que yo soy así.
(le dí sin querer al otón ese de "Papelera, tontaestoypordioss)

Blue dijo...

...¿Nevando?...oh...aquí nunca nieva.
Besos.

Curiyú, porque al confundirse con la luz, no todo el mundo los ve.
;-)

Wendy, ya lo he comprobado en tu casa, ja, ja.
Besos.

Intimista, dicen que esos que tienen (teneis) los pies despegados del suelo son (sois)príncipes. Debe ser cierto ;-)
Besos.

Frankie, hiciste bien en borrarlo, ja, ja ;-)
Mira, para que no te pase eso tienes que tomar más, mucho más y luego el cuerpo se acostumbra y todavía te pide muchísimo más.
No sé que dices de una menor, ja, ja.
Besos con cafeína (poca ;-)

Curiyú dijo...

Es una injusticia.

marcela dijo...

Las pequeñas cosas siempre son grandes. Y los momentos diminutos son aquellos que terminan por convertirse en inmensos. !Qué gusto ese café con espuma! la foto creo que no es en tú casa, sino en una cafetería.
Este blog es un blog atmosférico: café, poesía y buena música. No se puede pedir más.Defiendo que lo más exótico es lo cotidiano. Lo que ocurre es que no nos fijamos, Creemos que para una aventura hay que viajar y simplemente hay que mirar por la ventana.Eso sí, para ver hay que saber mirar.
Besos blancos+blancos=azules
Besos

Blue dijo...

Curiyú, que los de ojos oscuros también tenemos nuestro sitio...
;-)

Marcela, claro, la foto es en una cafetería, ja, ja.
No digo que no a ningún tipo de viaje, sea real o inducido.
No sé si te das cuenta que con esos besos multicolor me pintaste la bandera gallega!!!
Bicos**

Frankie dijo...

A todo esto, ahora han salido esas máquinas de café cojonudas para casita. Esas que anuncian el Cloney y el Malkovich, what else y todo el copón.

Que digo yo, que en casita también experimentas todo eso que cuentas sin que te note la mirada de éxtasis en la cafetería, jajajajaaj, paartome, dama azul...

(Me temo que voy perdiendo puntos a velocidad acelerada, lo intuyo. No obstante, besos)

Blue dijo...

No, Frankie, en casa no es igual. Los objetos no me miran, me interrogan, me exigen, me ponen nerviosa...nada que ver, ja, ja. No hay paz.
Vas bien.
;-)

Carmela dijo...

De todos modos, hay cafés y cafés al igual que lugares y lugares para tomarlo. El lugar es importante.
(uf, parida mental)

Bss

Blue dijo...

El lugar es importante y en cada uno sabe distinto.

Vanessa dijo...

:) tão linda!

beijo*

Blue dijo...

Tao linda, Vanessa...eso é.


Beijinho

emmagunst dijo...

me gustó muchísimo!!! un texto de los que me gustan

Blue dijo...

Es tierno ¿Verdad? Es de una chica portuguesa, muy jovencita, que me encanta como escribe.