sábado, 22 de enero de 2011

Si muriera esta noche...

Norma Jean Baker por Bert Stern


Si muriera esta noche
               si pudiera morir
  si me muriera

                                        si este coito feroz
                                                 interminable
               peleado y sin clemencia
                             abrazo sin piedad
                                       beso sin tregua
                     alcanzara su colmo y se aflojara
             si ahora mismo
                                         si ahora
                               entornando los ojos me muriera
                                 sintiera que ya está
                                    que ya el afán cesó

                y la luz ya no fuera un haz de espadas
                y el aire ya no fuera un haz de espadas
                y el dolor de los otros y el amor y vivir

                  y todo ya no fuera un haz de espadas

                       y acabara conmigo
                                              para mí
                        para siempre

              y que ya no doliera

y que ya no doliera.



Idea Vilariño.

60 comentarios:

Wendy dijo...

Cruzo los dedos para que me salga bien porque es el primero
http://www.youtube.com/watch?v=4wKB2G6DQYc

Wendy dijo...

Joooooo, tendré que ensayar más :(

Blue dijo...

Está bien, Wendy, salió por el correo, ja, ja.
I´m singing in the rain...

Carmela dijo...

Tremendo
Y la música
Y la foto

Y hermoso

Blue dijo...

Y gracias...
...y besos.

;-)

elintimistasecreto dijo...

Me dejo morir en esa petite morte lo que haga falta y si es la definitiva, ¿de qué mejor manera? Veo más luz y renacimiento que muerte en esos versos.
Y entiendo un poco.
Besos blues, qué cosas digo.

Genín dijo...

Esto me ha llegado al alma incluso sacándolo de contesto, es mas, mejor sacarlo...

" si este coito feroz
interminable"

Besos y salud

Maia dijo...

Las pestañas postizas de Norma a punto de caerse, las uñas largas casi despintadas, la música, las palabras enooormes de Idea Vilariño.
Perfecta, una entrada perfecta.

mariajesusparadela dijo...

Grande Idea, nuestra idea, hija de gallego. Tan grande como desconocida.

Esas pestañas le dan al conjunto una desazón que me mata.
Y la música.

Eres grande tu, azulita.

Blue dijo...

Intimista, yo también me apunto a morir así. No sentiría frío.
Entiendes y todo lo que dices lo dices con sentido.
Besos.

Genín, buscaste buen sitio donde aparcar, ja, ja.
Salud y besos.

Maia, te fijaste en lo mismo que yo. Aunque no se note, también llevaba puestas dos botellas de Dom Pérignon. Esta foto pertenece a la última sesión fotográfica, seis semanas antes de morir de verdad.
Besos.

Blue dijo...

Pues sí, Maria Jesús, con ese apellido no podía ser de otro sitio.
¡Y que nombre!...Idea.
Moitos bicos.

Alamut dijo...

La petite morte ... tan intensa. Me ha recordado a una canción de The Smith que me gusta mucho: There is a light that never goes out ... la muerte en el culmen de la felicidad, como si no se pudiera vivir más a partir de ese momento ...

Blue dijo...

¡Que canción me traes, Alamut!. Un amor que puede con un camión:

And if a ten ton truck
Kills the both of us
To die by your side
Well the pleasure, the privilege is mine.


Bicos.

Desclasado dijo...

¿Y nadie le recomendó un buen siquiatra a la depresiva que se quiere morir follando?
Bueno, por lo menos su depresión orgásmica le da para hacer poesía. No llega a Santa Teresa, pero es que aquella follaba con Dios, que eso sí que es jugar en otra liga.

Bicos de muertos.

Blue dijo...

Si te ahogara...

;-)

Lou dijo...

No nos da risa el amor cuando llega a lo más hondo de su
viaje,
a lo más alto de su vuelo: en lo más hondo, en lo más alto,
nos
arranca gemidos y quejidos, voces de dolor, aunque sea
jubiloso
dolor, lo que pensándolo bien nada tiene de raro, porque
nacer
es una alegría que duele. Pequeña muerte, llaman en
Francia a la
culminación del abrazo, que rompiéndonos nos junta y
perdiéndonos
nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña
muerte, la llaman;
pero grande , muy grande ha de ser, si matándonos nos
nace.
(Eduardo galeano)


me encanta como la cuentas tú y te dejo la preciosa definición de Galeano.

salud. blue

Blue dijo...

Muchas gracias, Lou, veo que vienes desde Flipandia, pero no sé como llegar hasta allí...
El poema me encantó. Pequeña muerte...que matándonos nos nace.
Saludos.

Le poinçonneur dijo...

A ver si el de Wikileaks se espabila y nos saca el informe que diga qué c****o pasó realmente la noche de la muerte de Marilyn.

Me interesaría mucho más que esos plomizos documentos diplomáticos con que nos bombardea.

Blue dijo...

Poinconneur, nos enteraremos de lo que pasó, el día que hablen las paredes.
;-)

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Com siempre,la poesia flota constantemente en este blog, con ese olor a Azul de humo! MM la amo , ahora , antes y siempre!
un abrazo

marcela dijo...

Marilyn que no murió de la pequeña muerte,! qué más hubiera querido! todos le mataron y ella quería dormir y durmió, pensando en lo que le hubiera gustado simplemente ser querida.
El amor se lo hicieron, quererla no.
Bellísimo poema de Idea, que es una de la más grandes. Y esa música meláncolica de invierno de Glass; no se puede pedir más. Tengo una lágrima puesta.
Gracias Blue.

Lou dijo...

a flipandia se llega por el camino de la sinrazon.

me encanta tu blog.

Blue dijo...

Jesse...oh...hot kisses...¡que avatar más agresivo pusiste!
Un abrazo.

Marcela, sé que hablas con mucho fundamento de ella, que no lo haces de oídas...
Llorar...LLorarlo todo, pero llorarlo bien, como decía el poema.
;-)
Gracias, a ti.
Mil besos.

Lou, creo que hasta ahí puedo llegar sin mapa...
;-)

emmagunst dijo...

Blue...hermoso poema de la Vilarino, y la músicaaaaaaa ahhhhhhhhhhhhh magnifique!!!

todo hermoso y directo al corazón

Wendy dijo...

A ver si te gustan estas ideas

Blue dijo...

Supongo que me estás hablando de las bufandas...Pues sí, ja, ja.
(El enlace también quedó bien ;-)

Wendy dijo...

Intento convencerte y para ello me he currado lo del enlace ¡por fin!
Bicos!

Blue dijo...

Emma, que en poemas a ti no hay quien te gane, ja, ja.
Besos.

Brian Quick dijo...

puf... me he emocionado...;( gracias :)

Besotes! ^^

India dijo...

Yo la miro y le veo la sonrisa del descanso,sonrisa en los labios de NormaJean...de qué descansaría en ese sueño?de la compañía?del personaje?La miro y la remiro y se siente cómo descansa...las arruguitas de su antebrazo,empujado por el meñique,dando una clara muestra de que el mito es persona,es humana,es mujer...no está creada de cera ni de plástico,no es una muñeca...¿de qué descansa,NormaJean?
Achuchones...

Blue dijo...

Eso es , India, por eso no le puse el nombre artístico sino el real. No sabemos si descansa o sueña ¿No?
Achuchones!!!

David dijo...

Qué guapa está en la foto.
Pero hoy estoy como cansado para el poema y el tema (otro día, Blue...vengo de una de las casas de Marcela y estoy que se me cierran los ojos.
Me voy a la cama.
Buenas noches.

Blue dijo...

DAvid, enlacé en uno de los primeros comentarios la sesión completa con más de 200 fotos (por si quieres verla completa ;-).
Boas noites.

Frankie dijo...

Al igual que Genín y quizá de forma previsible en mí,no sé,destaco esta estrofilla:

"si este coito feroz
interminable
"

Destácola (¿se dice así?) para elogiar eese pooorvo que vieene de Bonaanza, ese desenfreno sesuar, esa pasión por f@@@@@ .

Bueno, pues leí una novela donde la protagonista había sido toda la vida una mujer frígida y tal. Hasta que llegó el hombre apropiado, el que sí que la hacía sentir.
Y va y esta chica tiene con el un orgasmo tan tremendo que -por haberlo experimentado- le hizo pensar que ya podía despedirse del mundo. Qué coincidencia con la poesía, oyes...

Aaay, las poetisas...

Besos.

Sergio dijo...

Buena entrada, me quedo leyendo por aquí

Blue dijo...

Frankie, a mí también me gusta la poesía feroz. No pararé hasta que te la inyectes en vena, ja, ja.
Ya sabía que te gustaban las novelas de ciencia-ficción.
;-)

Besos feroces.

Gracias, Sergio, estás en casa.
Saludos.

Frankie dijo...

Blue, solo un breve apunte, una duda sobre tí. En mi blog roll (que modelno, por dioss) pasa uno el dedito del cursor sobre "Brigadoon" y sale "Tierna, poética".

Pues a pastir de ahora, no sé. Lo de "poética" está claro, pero que emplees la poesía para ser tierna, ja, ja, ja...

Blue dijo...

Ja, ja, ja...ay, que cosa más buena!!!
Voy a pasar el dedo por el resto (con perdón ;-)

Curiyú dijo...

Es una belleza, y no puedo decir más.

India dijo...

Salvaje y poética...uuuuuuuuhhhhhhh

Blue dijo...

Curiyu, que a ti nunca te faltan palabras...


India, ¿También pasaste la manita, hija mía?
;-)

India dijo...

Dudabas?jijijiji es inevitable,si te lo dicen...tocas siempre jijijijiji

Maia dijo...

India salvaje y juguetona, peca hija peca! para algo dios nos dio dos manos y diez dedos.

Maia dijo...

Si es que dios existe claro...

Carmela dijo...

Maia jajajaja que si nos ponemos tenemos 20 dedos!!!! jajajaja

Blue dijo...

Mein fuhlar, no sé muy bien que hacer con los de los pies, ja, ja.

Carmela dijo...

Blue es solo cuestión de practicar, jajaja

David dijo...

Blue, ya vi el enlace. Si que han metido fotos, sí.

Blue dijo...

Sí, son 246 exactamente, y además a buen tamaño.
;.)

felicitat dijo...

Mmmmm... encantador! yo me quedo con Genín: ese coito feroz, interminable, peleado y sin clemencia... jajajaja! No sabía que las stramberrys dieran para tanto! Genial. Besos.

Gata Chopada dijo...

Hermosísima entrada Blue.
Tan hermosa como demoledora. Es como pasear por lo que queda de las calles de una bella ciudad bombardeada.
Bicos.

Blue dijo...

Felicitat, parece que a muchos os gusta la parte salvaje, la más peleona, ja, ja.
Besos.

Gata, ya sabes que me gusta verte. Y no digo más...
;-)
Bicos**

Frankie dijo...

Quiero poesías dulces, tranquilas, aptas para toda la familia. No estos volcanes desatados que me asustan ¿No te apiadas?

Blue dijo...

Nunca se me ocurrió atender peticiones del respetable, ja, ja. ¿Que tal Gloria Fuertes para el domingo en sesión de tarde?
;-)

Laura dijo...

Me encanta encontrar a Idea por otros mundos. un abrazo

"Estás lejos y al sur
allí no son las cuatro.

Recostado en tu silla
apoyado en la mesa del café
de tu cuarto
tirado en una cama
la tuya o la de alguien
que quisiera borrar
-estoy pensando en ti no en quienes buscan
a tu lado lo mismo que yo quiero-.
Estoy pensando en ti ya hace una hora
tal vez media
no sé.

Cuando la luz se acabe
sabré que son las nueve
estiraré la colcha
me pondré el traje negro
y me pasaré el peine.

Iré a cenar
es claro.

Pero en algún momento
me volveré a este cuarto
me tiraré en la cama
y entonces tu recuerdo
qué digo
mi deseo de verte
que me mires
tu presencia de hombre que me falta en la vida
se pondrán
como ahora te pones en la tarde
que ya es la noche
a ser
la sola única cosa
que me importa en el mundo".

Idea Vilariño

A propósito del nombre de Idea, sus hermanos se llaman Poema, Azul, Alma y Numen.

Maia dijo...

Laura, me dejó muda la poesía que trajiste de Idea y, curiosa, me metí en tu blog. Apenas vi las formas, los colores, las texturas lo supe...tenías que ser uruguaya =)
(yo también).
Un abrazo,

Blue dijo...

Laura, gracias. Me encanta Idea y todos sus poemas.
Besos.

Maia, uruguaya...un abrazo para ti.

Laura dijo...

Maia, estás por otros hemisferios? un abrazo. Gracias a vos Blue, también me encanta Idea, y ese poema que agregué quizás fuera para JCOnetti, su gran amor.

Maia dijo...

Laura, vivo en Israel. Onetti, maravilloso.

Blue, voy a abusar:

Juan Carlos Onetti le dedicó su libro "Los adioses"a Idea Vilariño

"Quisiera no haber visto del hombre, la primera vez que entró en el almacén, nada más que las manos; lentas, intimidadas y torpes, moviéndose sin fe, largas y todavía sin tostar, disculpándose por su actuación desinteresada. Hizo algunas preguntas y tomó una botella de cerveza, de pie en el extremo más sombrío del mostrador, vuelta la cara —sobre un fondo de alpargatas, el almanaque, embutidos blanqueados por los años— hacia afuera, hacia el sol del atardecer y la altura violeta de la sierra, mientras esperaba el ómnibus que lo llevaría a los portones del hotel viejo.
Quisiera no haberle visto más que las manos, me hubiera bastado verlas cuando le di el cambio de los cien pesos y los dedos apretaron los billetes, trataron de acomodarlos y, en seguida, resolviéndose, hicieron una pelota achatada y la escondieron con pudor en un bolsillo del saco; me hubieran bastado aquellos movimientos sobre la madera llena de tajos rellenados con grasa y mugre para saber que no iba a curarse, que no conocía nada de donde sacar voluntad para curarse.
En general, me basta verlos y no recuerdo haberme equivocado; siempre hice mis profecías antes de enterarme de la opinión de Castro o de Gunz, los médicos que viven en el pueblo, sin otro dato, sin necesitar nada más que verlos llegar al almacén con sus valijas, con sus porciones diversas de vergüenza y de esperanza, de disimulo y de reto."

Blue dijo...

Abusa, Maia...me dejo querer.
;-)
Sabía de la relación con Onetti. Fue una pareja tremenda.
Besos.